ALERTAN DE ESTAFAS EN RESTAURANTES DEL CENTRO HISTÓRICO DE LA CDMX

A través de redes sociales una joven denunció haber sido víctima en el restaurante La Corregidora.

ALERTAN DE ESTAFAS EN RESTAURANTES DEL CENTRO HISTÓRICO DE LA CDMX Foto Especial

Ciudad de México; 21 de junio de 2021.

Una usuaria de redes sociales denunció haber sido víctima de una presunta estafa en un restaurante del Centro Histórico de la Ciudad de México.

A través de su cuenta de TikTok, @breenromero explicó que ella y su novio fueron a celebrar su aniversario y al llegar al restaurante La Corregidora que cuenta con terraza y está ubicado en la calle Monte de Piedad, muy cerca del Zócalo, una empleada los abordó y les ofreció cocteles de cortesía, por lo que aceptaron entrar al establecimiento “pequeño, pero bonito”.

Una vez que ingresaron a lugar, les sirvieron dos bebidas que no les gustaron y las dejaron, los empleados les insistieron en que que ocuparan una mesa de la terraza.

Agregó que su novio quería comer pozole y al ingresar al establecimiento les dijeron que sí tenían, pero el mesero que les tomaría la orden les informó que solo era los jueves, por lo cual decidieron retirarse.

El mesero llamó a uno de sus compañeros y  les insistieron que no se fueran, pues les prepararían el pozole, por lo que se quedaron “más que de ganas, nos quedamos a la fuerza, por que nos sentimos comprometidos”.

Explicó que se tardaron mucho en llevarles la comida, la cual tampoco les gustó y solicitaron la cuenta, que ellos pensaban era de alrededor de 340 pesos más el IVA.

Al llegar el mesero con la cuenta, se quedaron sorprendidos por el monto, que ascendía a “mil 33 pesos, con una letra poco entendible en el desglose”.

Les estaban cobrando el consumo de las bebidas alcohólicas, el uso de la terraza, el IVA, el servicio del mesero y un impuesto adicional por ser zona turística.

La pareja molesta reclamó y se generó conflicto con los meseros, por lo que tuvieron que llamar a la policía.

Los policías convencieron al encargado de que la pareja pagara lo que era justo y les advirtieron que “cada que los inviten a los lugares a subir, nunca accedan porque siempre salen con alguna tranza”.

Con información de: Excelsior