CARLOS LOMELÍ HABRÍA HECHO NEGOCIOS CON EL CÁRTEL DE SINALOA, REVELA LA DEA

El candidato de Morena fue señalado por la OFAC de apoyar el desvío ilegal de precursores de metanfetaminas.

CARLOS LOMELÍ HABRÍA HECHO NEGOCIOS CON EL CÁRTEL DE SINALOA, Foto: @lider919
Ciudad de México, 27 de mayo de 2021.

El candidato de Morena a la alcaldía de Guadalajara, Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, admitió al gobierno de Estados Unidos que, llevó a cabo negocios con el crimen organizado, incluido el Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con el medio Latinus, que tuvo acceso a documentos clasificados de la Agencia Antinarcóticos Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), Lomelí Bolaños admitió su culpabilidad y tuvo que entregar bienes a Estados Unidos por 2.7 millones de dólares para que la Oficina de Activos Extranjeros (OFAC) borrara a la que era su farmacéutica, Lomedic, de la lista de compañías que tenían relación con el narcotráfico.

La negociación con el gobierno estadounidense y la admisión de responsabilidades ante la DEA sucedieron en 2010. Esto luego de que la empresa fuera acusada en 2008 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos de ser una fachada para el lavado de dinero del Cártel de los Amezcua Contreras y congeló todos los bienes y cuentas bancarias de Lomelí, su familia y su empresa en territorio estadounidense.

Lomelí distribuía tabletas para fabricar metanfetamina: DEA

El candidato de Morena también fue señalado por la OFAC de apoyar el desvío ilegal de precursores de metanfetaminas.

Asimismo, Estados Unidos incautó, en 2008, 2.7 millones de dólares que Lomelí tenía en tres cuentas de aquel país. Y después ni él ni su esposa reclamaron ese dinero.

De la misma forma, en marzo de 2012, durante una reunión en la embajada de Estados Unidos en México, dos agentes de la DEA, la representante de la OFAC en nuestro país y abogados escucharon la declaración de los agentes antinarcóticos.

Uno de los agentes de la DEA entrevistados señaló que la agencia comenzó a investigar a Lomelí en 2006 y meses después el empresario farmacéutico se convirtió en un objetivo prioritario para la oficina antidrogas de Estados Unidos.

Con información de: Latinus