CIENTÍFICOS MEXICANOS DESCUBREN MUTACIÓN GENÉTICA QUE PROPICIA EL CÁNCER DE MAMA

Foto: Twitter/@QS_Barcelona

Ciudad de México, 17 de mayo de 2021.- Un grupo de científicos de la UNAM y el Instituto Nacional de Medicina Genómica descubrieron una mutación genética que propicia la proliferación celular y, con ello el crecimiento de tumores de cáncer de mama.

Se trata del gen denominado AKT1-E17K, el cual está presente en el ocho por ciento de mujeres de Hispanoamérica.

El cáncer de mama es la principal causa de tumores en mujeres; y de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México, durante 2017, de cada 100 ingresos hospitalarios por cáncer, 24 fueron en mama.

La investigadora del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM, y titular de la investigación, Sandra Lorena Romero Córdoba, informó que en la investigación se analizó la información genómica de más de 200 pacientes, tratadas en la Fundación de Cáncer de Mama (FUCAM) que enfrentan este problema de salud en nuestro país y fue comparada con el de pacientes afroamericanas, caucásicas de Estados Unidos y Europa, así como de mujeres asiáticas.

De este grupo de mujeres, por cada cien, 37 padecen cáncer de mama, mientras que en el caso de los hombres son solo uno de cada cien.

“Encontramos una mutación en un gen que se llama AKT1-E17K, que participa en la proliferación celular; es decir, que se mantenga creciendo el tumor. En las pacientes que evaluamos está en un ocho por ciento, mientras que en otras poblaciones no pasaba del cuatro por ciento”, detalló.

Este hallazgo es importante porque actualmente se realizan pruebas clínicas con moléculas capaces de inhibir a AKT, lo cual significa que podría estar próxima una nueva opción terapéutica para estas pacientes.

Los expertos también identificaron la firma APOVEC, este sistema molecular es parte de una defensa viral que, al alterarse, da pie a mutaciones puntuales; y finalmente, una firma asociada a la edad, es decir, se espera que a mayor edad de la paciente, mayor la cantidad de este patrón de mutaciones.

La investigadora recordó que en México, el cáncer de mama se diagnostica, en promedio, a los 52 años mientras que en caucásicas a los 62 años; además, en el estudio también reportaron mayor porcentaje de mujeres menores de 45 años en comparación con las pacientes caucásicas, por lo que ahora una nueva línea de investigación es determinar si el tejido mamario de las mexicanas envejece de forma acelerada con respecto al de otras poblaciones.

El descubrimiento de los expertos mexicanos es la identificación de células de acompañamiento del tumor, unas de ellas son las poblaciones celulares del sistema inmune, que de forma general se encuentran altamente presentes en un subgrupo llamado triple negativo, pero los autores también observaron mayor actividad inmune en un subgrupo llamado luminal A, en los tumores provenientes de mujeres mexicanas, esto es relevante pues abre una puerta para buscar nuevas formas de tratamiento.

Este trabajo ha sido muy bien recibido por la comunidad científica nacional e internacional.

 

Con información de Agencia iD