ENCUENTRAN PEZ DE LAS PROFUNDIDADES DEL ÓCEANO EN PLAYA DE CALIFORNIA

Un pez balón fue encontrado muerto en una playa de California. Esta especie suele vivir a casi mil metros por debajo del nivel del mar. El hallazgo se considera 'único'.

pez balón Foto:@QuakerChaser35

Ciudad de México, 11 de mayo de 2021.- Alguna vez a parte de las conchitas que encuentras en la playa, has pensado hallar algo más, un bañista que caminaba por Newport Beach, California, notó algo intrigante en la arena. El cuerpo de un pez gigante color negro, intacto y sin vida, proveniente de las profundidades del océano. El cual llamó la atención de los curiosos que de inmediato viralizaron el hallazgo en redes.

El hallazgo del pasado 7 de mayo fue considerado como “único” porque este pez suele vivir casi mil metros por debajo del nivel del mar.

Un experto dijo a través de su cuenta de Twitter que se trataba de un pez balón o “himantolophus”.  Los himantolophus son comunes en aguas profundas de los océanos Atlántico, Índico y Pacífico. La hembra alcanza los 46 centímetros de longitud, mientras que el macho sólo llega a los 39 cm.

pez balón
Foto:@QuakerChaser35

¿Por qué tiene esa apariencia?

El pez balón tiene una forma redondeada y carece de colores llamativos, pues en las profundidades del océano llega tan poca luz que su única defensa es imitar la interminable agua.

En cambio, la naturaleza lo ha dotado de un apéndice luminoso que cuelga de su cabeza para atraer a sus presas y alimentarse, como si fuera una caña de pescar.

La comida escasea en las profundidades del mar, así que estos animales han desarrollado poderosas herramientas para cazar.

pez balón
Foto:@QuakerChaser35

¿Cómo llegó a la costa?

Es común que peces de las profundidades lleguen a la superficie arrastrados por sismos en el lecho marino, los cuales producen fuertes corrientes que los lanzan fuera de su hábitat.

“Los peces de aguas profundas que viven cerca del fondo del mar son más sensibles a los movimientos de fallas geológicas activas”, dijo el experto en sismos Kiyoshi Wadatsumi a Japan Times.

Con información de: Milenio