COMISIÓN DE LA ONU DENUNCIA HABER RECIBIDO AMENAZAS, AGRESIONES Y DISPAROS EN COLOMBIA

Señala ONU que la Oficina en Colombia está tratando de verificar el número exacto de los civiles fallecidos

(Foto: Noticias ONU/Laura Quiñones Cali)
Valle del Cauca, Colombia; 04 de mayo de 2021.-

Luego de que la policía de colombiana abriera fuego el pasado lunes contra los manifestantes que protestaban por el proyecto de reforma tributaria impulsada por el Gobierno, la Comisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Colombia denunció no solo ser testigo del uso excesivo de la fuerza, ya que sus miembros también se han convertido en víctimas de esta ola de represión.

Este martes Marta Hurtado, portavoz del organismo, explicó ante los medios de comunicación en Ginebra que la Oficina en Colombia está tratando de verificar el número exacto de los civiles fallecidos y que busca determinar las circunstancias que condujeron a los incidentes en Cali.

Hemos recibido información y hemos sido testigos del uso excesivo de la fuerza por parte de agentes de seguridad, uso de balas reales y golpes y detenciones, todo en un contexto muy volátil”, describió.

Asimismo, indicó que, desde el inicio de las manifestaciones el pasado miércoles, la Oficina de la Alta Comisionada ha recibido denuncias de al menos 14 muertes en el contexto de las protestas en diferentes partes de Colombia, entre los fallecidos habría al menos un agente de policía.

Por su parte Juliette de Rivero, representante de la Oficina de la Alta Comisionada en Colombia, explicó hoy en su cuenta de Twitter que, mientras monitoreaban la situación de derechos humanos en Cali no se produjeron “disparos directos contra el equipo de ONU Derechos Humanos”.

Otros miembros de la comisión recibieron amenazas y agresiones, así como disparos por parte de la policía, sin que nadie resultara impactado”, detalló, por ello pidió la investigación de estos sucesos y la correspondiente sanción de sus responsables.

Finalmente, y dada la situación extremadamente tensa, con soldados y policías desplegados para controlar la protesta, Hurtado llamó a la calma y recordó a las autoridades del país sudamericano “su responsabilidad de proteger los derechos humanos, incluido el derecho a la vida y a la seguridad personal, y de facilitar el ejercicio del derecho a la libertad de reunión pacífica”.

*Con información de: