OMS BUSCA ACABAR CON EL PALUDISMO EN 25 PAÍSES MÁS PARA 2025

En 2020, la aparición del COVID-19 conllevó un serio desafío para las respuestas al paludismo en todo el mundo.

Foto Pixabay

Toluca, Estado de México; 25 de abril de 2021.-

Este Día Mundial del Paludismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un comunicado donde reconoce al creciente número de países que están cada vez más cerca de lograr la meta de cero casos de paludismo (enfermedad también conocida como malaria) o que ya la han logrado.

Asimismo, el organismo internacional dio a conocer una nueva iniciativa que tiene como objetivo detener la transmisión de la enfermedad en 25 países más para 2025.

De los 87 países con paludismo, 46 notificaron menos de 10 mil casos de la enfermedad en 2019, en comparación con 26 países en el año 2000. A finales de 2020, 24 países habían notificado la interrupción de la transmisión del paludismo durante tres años o más. De ellos, 11 recibieron la certificación de la OMS como países que han eliminado el paludismo.

Muchos de los países a los que hoy brindamos nuestro reconocimiento tuvieron en su momento una carga muy alta de paludismo. Sus éxitos requirieron mucho esfuerzo y solo vinieron tras décadas de acción concertada,” dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

Aunque el proceso de eliminación de la enfermedad en cada país es único, se han observado factores de éxito comunes en todas las regiones.

El éxito está impulsado, en primer lugar, por el compromiso político de un país donde el paludismo es endémico para acabar con la enfermedad”, dijo Pedro Alonso, Director del Programa Mundial sobre Malaria de la OMS.

Este compromiso se traduce en un financiamiento nacional que a menudo se mantiene durante muchos decenios, incluso después de que un país haya eliminado el paludismo”, añadió.

Sin embargo, en 2020, la aparición del COVID-19 conllevó un serio desafío para las respuestas al paludismo en todo el mundo. Desde los primeros días de la pandemia, la OMS ha instado a los países a mantener los servicios de salud esenciales, incluidos los relacionados con el paludismo, al tiempo que garantizan la protección de las comunidades y los trabajadores de la salud frente al COVID-19.

Desafortunadamente, a más de un año del inicio de la pandemia, siguen existiendo importantes desafíos en los servicios de salud de todo el mundo.

Paludismo

En muchos países, los confinamientos y las restricciones a la circulación de personas y mercancías han provocado retrasos en la entrega de mosquiteros tratados con insecticida o en las campañas de fumigación de interiores con insecticida. Los servicios de diagnóstico y tratamiento del paludismo se interrumpieron porque muchas personas no acudieron a los establecimientos de salud.

En 2019, se estima que hubo 229 millones de casos de paludismo y 409 mil muertes por esta enfermedad en 87 países. Los niños menores de cinco años de África subsahariana representan aproximadamente dos tercios de las muertes mundiales por paludismo.

Con información de OMS.