UNAM LLAMA A CONTINUAR COLABORACIÓN ASTROFÍSICA INTERNACIONAL

Los agujeros negros cuentan alrededor de ellos, con una estructura que rodea estos fenómenos, llamada “disco de acreción”.

Foto: Especial

Toluca, Estado de México, 24 de marzo de 2021.- Por primera vez, miembros del programa de colaboración internacional del Telescopio del Horizonte de Eventos, han logrado visualizar la región límite de un agujero negro, lo que ha permitido estudiar la interacción entre la energía que fluye adentro y afuera del objeto conocido como m87, un agujero negro que fue fotografiado por primera vez en 2019 por integrantes de este programa.

Fotos: Especiales

William Lee Alardín, coordinador de la investigación científica de la UNAM, destacó la importancia que tiene el gran telescopio milimétrico Alfonso Serrano, ubicado en el estado de Puebla y que se ha unido a este programa con otros siete aparatos similares alrededor del mundo, con los que se estudia el fenómeno de los agujeros negros.

Llamó a continuar la colaboración científica al rededor del mundo.

Estas redes de colaboración tienen gran virtud para el proyecto en sí y en la formación de recursos humanos, no solo en física, astrofísica y demás, sino también en demás materias técnicas adicionales de ingeniería, óptica, telecomunicaciones, de mecánica de precisión que permiten llegar a este resultado”, señaló Lee Alardín.

Explicó que, los agujeros negros cuentan alrededor de ellos, con una estructura que rodea estos fenómenos, llamada “disco de acreción”, compuesto de gas y polvo que les da su brillo característico y que presentan “chorros” de emisión de materia y energía.

Mencionó que la importancia que tiene estudiar estas estructuras, sirve para entender mejor la evolución de las galaxias a gran escala y del universo mismo.

*Joaquín Tinoco