DESERCIÓN ESCOLAR EN MÉXICO DURANTE 2020 FUE PRINCIPALMENTE POR COVID-19 Y FALTA DE RECURSOS

Del total de las personas que no finalizó su educación, el 58.9 por ciento señaló que fue por un motivo relacionado a la pandemia.

Foto: Flickr

Toluca, Estado de México, 23 de marzo de 2021.- Durante el 2020 los estudiantes también resintieron el impacto de la pandemia de COVID-19, ya que 738 mil 394 personas entre los 3 y 29 años que estuvieron inscritas en el ciclo escolar 2019-2020 no concluyeron sus estudios.

Del total de las personas que no finalizó su educación, el 58.9 por ciento señaló que fue por un motivo relacionado a la pandemia, de acuerdo con la Encuesta para la Medición del Impacto COVID-19 en la Educación (ECOVID-ED) 2020, dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Entre las principales causas se encuentran que el 8.9 por ciento se debió por falta de dinero o recursos y el 6.7 por ciento porque tenía que trabajar.

Se destacan estos dos motivos dado que pueden estar relacionados de forma más fuerte al impacto económico que la pandemia ha ocasionado a los hogares del país”, comentó el instituto en su comunicado.

Los motivos específicos asociados al COVID-19 fueron la perdida de contacto con las y los profesores o no pudo hacer tareas (28.8 por ciento); alguien de la vivienda se quedó sin trabajo o redujeron sus ingresos (22.4 por ciento); la escuela cerró definitivamente (20.2 por ciento) y carecía de computadora, otros dispositivo o conexión a internet (17.7 por ciento).

Según la ECOVID-ED, para el comienzo del ciclo escolar 2020-2021, de los 54.3 millones de personas de 3 a 29 años, el 39 por ciento (21.3 millones) de la población precisó que no está inscrito. Mientras que el 60.6 por ciento (32.9 millones) se reportó como población inscrita.

De la población no inscrita para ciclo escolar de este año, 2.3 millones de personas destacó que fue a causa de la pandemia. Las principales causas fueron porque considerar que las clases a distancia son poco funcionales para el aprendizaje con el 26.6 por ciento.

Con información de: El Financiero