ALERTA PROFECO SOBRE RIESGOS A LA SALUD POR CONSUMO DE ALIMENTOS COCINADOS AL CARBÓN

Ya sean las carnes o los vegetales y algunos alimentos del grupo de los cereales, Profeco no recomienda abusar de esta forma de cocinar.

Riesgos de comer alimentos cocinados al carbón Foto: Pixabay

Toluca, Estado de México, 04 de marzo de 2021.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó sobre la preparación y consumo de alimentos a la parrilla, por lo cual recomendó evitar en la medida de lo posible tostar demasiado los alimentos.

“Al carbón y tostados: con moderación”, indicó el organismo en la Revista del Consumidor del mes de marzo, y pidió a la población reducir el consumo frecuente de alimentos cocinados en esta modalidad, ya que los productos quemados o tostados generan sustancias químicas que, en grandes cantidades, pueden propiciar al desarrollo de células cancerígenas.

Ya sean las carnes o los vegetales y algunos alimentos del grupo de los cereales, Profeco no recomienda abusar de esta forma de cocinar, por lo que realizó diversas advertencias y dio a conocer varios consejos sobre estos procesos.

A la parrilla

Los riesgos al usar modos de cocción a altas temperaturas (mayores a 150o C) como freír en el sartén o asar a la parrilla a fuego directo son:

>Se producen ciertos compuestos químicos que, en exceso, pueden ser perjudiciales pues están relacionados con un aumento en el riesgo de padecer cáncer.

>Puede elevar tu presión arterial, ya que según un estudio de la American Heart Association (AHA por sus siglas en inglés) relaciona el consumo regular de carne a la parrilla con un riesgo elevado de hipertensión arterial.

Se descubrió que quienes consumieron carne asada a la parrilla a altas temperaturas, más de 15 veces al mes, tenían 17 por ciento más riesgo de padecer presión arterial alta que aquellas que lo hicieron menos veces al mes”, señala.

Tostados

La Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA por sus siglas en inglés) advierte que en un proceso de tostado o fritura excesivos se genera acrilamida, una sustancia química que, según varios estudios, causa tumores en animales.

¿Riesgo de cáncer?

La organización británica Cancer Research indica que no hay pruebas de la relación entre cáncer y acrilamida en humanos, pero los científicos de la FSA y la Organización Mundial de la Salud (OMS) piensan que ese potencial cancerígeno podría afectarnos también, por lo que recomiendan reducir la exposición a la misma, es decir, reducir el consumo de comida tostada.

Ante ello, la Profeco recomienda evita tostar demasiado los alimentos ya que cuanto más negro sea su color, más cantidad de esa sustancia contienen.

Lo anterior también puede aplicarse al freír, asar o tostar papas y vegetales de raíz que nunca deben pasar de un tono ligeramente dorado.

Asimismo, si cocinas a la parrilla de forma esporádica no tienes de qué preocuparte, pero si planeas asar tus alimentos más seguido, los expertos sugieren que tomes medidas sencillas para disminuir los riesgos a la salud, los cuales son:

  • Cocina la carne por más tiempo y a menor temperatura
  • Marina la carne, ya que este procedimiento puede reducir la cantidad de toxinas producidas en el asado
  • Quita el exceso de grasa de la carne y la piel de la carne
  • No ingerir las partes carbonizadas
  • Evita cocer demasiado la carne

Con información de: El Financiero