LA DEFORESTACIÓN ESTÁ LLEVANDO A LOS ANIMALES AL LÍMITE DEL ESTRÉS: ESTUDIO

Foto: Getty Images

Este Día Mundial de la Vida Silvestre es pertinente echar un vistazo al estado anímico de las especies animales que están perdiendo sus espacios naturales.

Toluca, Estado de México; 03 de marzo de 2021.-
Un estudio de la Universidad Estatal de Chicago reveló que la destrucción de los ecosistemas, específicamente la deforestación de las parcelas más pequeñas del Bosque Atlántico de América del Sur, está causando que las especies animales que la habitan sufran las consecuencias a niveles de estrés nunca antes vistos.

Así, la destrucción de los espacios naturales a niveles considerables no solo angustia a los seres humanos, también a los animales que se ven afectados directamente en sus lugares de sobrevivencia.

Noé de la Sacha, investigador asociado al Field Museum y profesor de biología en esa Universidad, preocupado por la devastación de los bosques en el Cono Sur, decidió emprender un proyecto de investigación para develar las consecuencias reales en el bienestar de la fauna ante la pérdida de los árboles y la vegetación en general y cuyos resultados fueron publicados originalmente en Scientific Reports.

“Sospechamos que los organismos en áreas deforestadas mostrarían niveles más altos de estrés que los animales en bosques más vírgenes, y encontramos evidencia de que eso es cierto. Los pequeños mamíferos, principalmente roedores y pequeños marsupiales, tienden a estar más estresados, o muestran mayor evidencia de que tienen niveles más altos de hormonas del estrés, en parches de bosque más pequeños que en parches de bosque más grandes”.

A partir de la evidencia recolectada en el pelaje de ciertas especies, fue que este investigador pudo encontrar hormonas desprendidas en momentos de peligro y angustia por parte de estos organismos. El estudio se enfocó en la deforestación de los trópicos, y en la respuesta de las especies animales que sobreviven a la situación adversa.

Foto: Getty Images

Si bien, en América Latina, el bosque húmedo del Amazonas se lleva el protagonismo de investigaciones y organizaciones medioambientales; también es cierto que no es el único importante en la región. El Bosque Atlántico podría ser el segundo más grande de Latinoamérica: se extiende desde el noreste de Brasil hasta el noroeste de Argentina y el este de Paraguay.

Cabe recordar que, desde las campañas colonizadoras de Portugal, regiones importantes del bosque han sido destruidas en favor de la ganadería, la agricultura y la urbanización indiscriminadas. Cinco siglos más tarde, queda menos de un tercio del bosque original.

La destrucción de este espacio incide directamente en la calidad de vida de las especies que tienen un hogar ahí, situación que expone más a las más pequeñas a sus depredadores naturales, la pérdida de recursos limita mucho su campo de acción. De ahí el estrés elevado en las especies tropicales.

Con base en la observación de las hormonas presentes en el pelaje de los animales analizados, el equipo de investigación se percató de que los animales de parcelas más pequeñas de bosque tenían niveles más altos de glucocorticoide que los animales de zonas de bosque más grandes.

Los hallazgos de esta investigación son importantes porque los bosques húmedos latinoamericanos guardan la mayor diversidad de fauna y flora en el planeta.

Con información de National Geographic en Español.

Foto: Getty Images