SARS-COV-2 PUEDE SOBREVIVIR EN LA PIEL HASTA NUEVE HORAS

El tiempo que permanece el coronavirus en la piel es mayor a las 1.8 horas que sobrevive el patógeno que causa la gripe común.

SARS-COV-2 PUEDE SOBREVIVIR EN LA PIEL HASTA NUEVE HORAS Foto: @Murciasalud

Japón, 23 de febrero de 2021.

El nuevo coronavirus puede permanecer activo en la piel del ser humano durante nueve horas, indicaron investigadores japoneses en un estudio publicado en la revista Clinical Infectious Diseases.

El hallazgo muestra la necesidad de lavarse las manos con frecuencia para evitar contagiarse del SARS-COV-2, que provoca la enfermedad de COVID-19.

“La supervivencia de nueve horas del SARS-CoV-2 (la cepa del virus que causa COVID-19) en la piel humana puede aumentar el riesgo de transmisión por contacto en comparación con el IAV (virus de la influenza A), acelerando así la pandemia”, detalló el equipo de expertos de la Universidad de Medicina de Kyoto, en Japón.

De acuerdo con la investigación, el tiempo que permanece el virus en la piel es mayor a las 1.8 horas que sobrevive el patógeno que causa la gripe común. Los expertos examinaron muestras de piel obtenidas de personas que fallecían a causa del COVID-19, un día después de su deceso.

Los especialistas indicaron que el coronavirus y el virus de la gripe se inactivan en 15 segundos aplicando desinfectantes para manos.

“La supervivencia más prolongada del SARS-CoV-2 en la piel aumenta el riesgo de transmisión por contacto; sin embargo, la higiene de las manos puede reducir este riesgo”, explicaron los científicos en el estudio.

Además, los científicos respaldan la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el lavado frecuente y completo de manos para evitar la transmisión y propagación del virus.

Cabe mencionar que el gobierno de Japón anunció que prohibirá la entrada a la mayoría de los extranjeros hasta fines de enero, ya que los casos de coronavirus alcanzan niveles récord allí y la nación confirmó sus primeros casos de la nueva cepa, que es más contagiosa.

Con información de “El Financiero”