POLÉMICA EN FRANCIA TRAS SACAR LA CARDE DEL MENÚ EN MÁS DE 200 ESCUELAS   

Esta medida llegócomo parte de una presunta medida para las 206 escuelas de la ciudad en la lucha contra el coronavirus

POLÉMICA EN FRANCIA TRAS SACAR LA CARDE DEL MENÚ EN MÁS DE 200 ESCUELAS (Foto: Ketut Subiyanto en Pexels)
Lyon, Francia; 23 de febrero de 2021.-

Los comedores escolares de Lyon desataron una polémica nacional, luego de que introdujeran un menú escolar sin carne, esto como parte de una presunta medida para las 206 escuelas de la ciudad en la lucha contra el coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad conocida como COVID-19.

Esta medida llegó mediante una carta enviada por la consejera de Educación de Lyon, ciudad gobernada por los ecologistas, donde anunciaba la creación de un “menú único sin carne para poder servir más rápido a los alumnos y agilizar las comidas”.

La medida provocó reacciones contrarias, incluso entre algunos miembros del gobierno de Emmanuel Macron, al considerar a la ciudad como cuna de muchos de los platillos típicos de Francia.

En un mensaje publicado en Twitter el 20 de febrero, el ministro del Interior, Gerald Darmanin, consideró que la propuesta forma parte de una “ideología escandalosa” y que era “un insulto inaceptable a los ganaderos y carniceros franceses”, añadiendo que la medida de los ecologistas responde a “una política elitista que excluye a las clases populares”, al asegurar que muchos niños solo tienen el comedor escolar para comer carne.

Sobre este mensaje, Grégory Doucet respondió en redes sociales: “Esta medida de menú única se toma por razones de salud. Tampoco te escuchamos hacer estos comentarios a Gérard Collomb, un miembro de tu familia política y que había tomado exactamente la misma medida en la primera ola”, sentenció el alcalde ambientalista, aprovechando para lanzar un guante de vuelta al ministro: “Mientras garantizamos una comida equilibrada a todos nuestros escolares, miles de alumnos están esperando tus medidas. No dudes en echarles un vistazo “.

Por su parte, la ministra de la Transición ecológica, Barbara Pompili, lamentó “un debate prehistórico” salpicado de “clichés trillados como que ‘la alimentación vegetariana es desequilibrada'”.

Pese al enfrentamiento de mensajes similares entre diversos actores políticos de Francia, la medida actual durará hasta el inicio de las vacaciones de Semana Santa (28 de marzo). Por otra parte, muchos han destacado que el controversial menú no es en realidad vegetariano, ya que incluye productos como pescado y huevo.

*Con información de: Lyonmag.com | DW