CONCEDEN SUSPENSIÓN DEFINITIVA DE OBRAS DEL TREN MAYA EN YUCATÁN

Cabe la posibilidad de que el gobierno federal impugne la decisión a través de un recurso de revisión ante un tribunal colegiado de circuito.

Obras de Tren Maya Foto: Twitter/@NoticiasMXP

Ciudad de México, 22 de febrero de 2021.- Fue concedida la suspensión definitiva de las obras del Tren Maya por el juzgado Tercero de Distrito, con sede en Yucatán, con lo cual, las autoridades tendrán que abstenerse de realizar actos para la construcción de obra nueva en los municipios de Mérida, Chocolá e Izamal.

Karla Domínguez, jueza federal, otorgó la suspensión definitiva con el amparo 613/2020, promovido por residentes de Yucatán, que alegan que esta obra provocará daños ambientales irreversibles y consideran que el tema no se consultó de manera suficiente en las comunidades.

No obstante, cabe la posibilidad de que el gobierno federal impugne la decisión a través de un recurso de revisión ante un tribunal colegiado de circuito.

Este freno temporal afectará al tramo 3 y el tramo 4 de manera parcial, por lo tanto, las empresas mexicanas Construcciones Urales y Gami Ingeniería e Instalaciones e ICA Constructora también se verán afectadas.

Grupos defensores denunciaron la vulneración del derecho de la participación de las comunidades indígenas y la falta de una evaluación ambiental regional que demostrara el impacto de la construcción.

El colectivo Kanan Derechos Humanos informó en un comunicado que esta suspensión es una oportunidad para exigir el derecho a la información y obtener una sentencia favorable.

La polémica del Tren Maya revivió luego de una acusación de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) de no aclarar 156.1 millones de pesos sobre este proyecto.

El Tren Maya es un proyecto transparente que cumple con la normatividad”, dijo Fonatur en su defensa.

Dicho proyecto considera una inversión de 6 mil 294 mdd a lo largo de mil 554 kilómetros que recorrerá en Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Con información de: Forbes México