TEATROS “A PUNTO DE COLAPSAR” POR LA PANDEMIA

Productores teatrales lanzaron un nuevo llamado a las autoridades culturales para que los recintos pueden levantar el telón.

Foto: Economiahoy.mx

Ciudad de México, 16 de febrero 2021.-

A 11 meses de la suspensión de actividades escénicas, los productores teatrales lanzaron ayer un nuevo llamado a las autoridades culturales y de la Ciudad de México para que los recintos no sólo levanten el telón, sino que abran con 45 o 50 por ciento de aforo y así reactivar la economía de la cadena humana y creativa que conforma esta industria que se encuentra en una situación “crítica y catastrófica”, debido al cierre de los recintos por el Covid-19.

Foto: La Jornada

Tras la suspensión de actividades escénicas, el teatro está “a punto colapsar”, pero aun así el teatro “vive”, alertaron Alejandro Gou, Morris Gilbert, Gerardo Quiroz, Fred Roldán, Tito Dreinhüffer, Guillermo Wiechers, Claudio Carrera y Juan Torres en una segunda conferencia de prensa, que encabezaron los productores.

En el último trimestre de 2020, “cambiamos todo lo que nos pidieron”, incluidas las medidas sanitarias que se aplicaron en algunos de los teatros, donde continuaron con temporadas, antes de que, en diciembre pasado se regresara al semáforo rojo.

“Les aseguro que estamos más seguros que en cualquier centro comercial; si antes estábamos en terapia intensiva, ahora estamos muy cerca de los santos óleos”, subrayó Alejandro Gou, quien pidió la exención total del Impuesto sobre Espectáculos Públicos, “mientras nos recuperamos y salvamos al teatro”.

Foto: El quintanaroense

Finalmente, los productores teatrales sostuvieron que ante esta situación que se vive en el país y que ha afectado al medio teatral tienen que levantar la mano y alzar la voz para que las autoridades les hagan casos y puedan reabrir los recintos.

“Queremos lanzar este mensaje de auxilio; sin duda el gobierno nos ha atendido muy bien, nos ha dado el espacio, pero no ha habido respuesta concreta y clara; tampoco pedimos apoyo de dinero, somos los únicos productores que no lo hacemos, sólo pedimos que nos dejen trabajar”.

Con información: La Jornada