AMOR EN TIEMPOS DE COVID: JÓVENES RESULTAN LOS MÁS AFECTADOS

(Foto: Pixabay.com)

Toluca, Estado de México; 15 de febrero de 2021.- La pandemia generada por el coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad conocida como COVID-19, ha puesto sobre la balanza a muchas relaciones en nuestro país, donde, en general, se ha descubierto que las parejas más jóvenes, y aquellas con relaciones fuera de casa, no han salido bien libradas.

Con ello, muchos de los matrimonios entre jóvenes (o aquellos que acaban de iniciar su vida en pareja) resultan ser de los más afectados, especialmente en su intimidad; “En contraste con etapas posteriores de la relación de pareja, es común que en los primeros años de unión o matrimonio el ámbito de la sexualidad tenga una mayor relevancia y sean más recurrentes, por el hecho de encontrarse en una fase de enamoramiento (donde el deseo sexual es más intenso)”, señala el artículo “Intimidad y relaciones de pareja durante la pandemia de la covid-19 en Guadalajara”, publicado en Espiral Estudios Sobre Estado y Sociedad.

(Foto: RODNAE Productions en Pexels)

“El confinamiento ha empobrecido las condiciones materiales para que se den tales prácticas, por la pérdida de espacios de privacidad para las parejas y el tener tiempo completo los hijos en casa. Mientras que otras condiciones de tipo emocional, tales como la pérdida de espacios de enriquecimiento (en los ámbitos laboral y amistoso), el cansancio venido de la convivencia de veinticuatro horas, los siete días de la semana de las parejas entre sí, así como un contexto mediático catastrófico y desesperanzador, también han contribuido a su deserotización”, advierten las autoras, Tania Rodríguez Salazar y Zeyda Rodríguez Morales, cuyos resultados se basan en una encuesta virtual realizada a mil 406 habitantes de México, principalmente de Guadalajara.

Por otra parte, los jóvenes que son pareja y no viven en la misma casa, así como a quienes tienen relaciones fuera del matrimonio han tenido que replantearse la importancia de continuar sus relaciones, luego de que “el confinamiento los ha colocado ante un debate moral, en el que su propio bienestar y satisfacción se opone a la lógica de los cuidados y disminución de riesgo que se obligan a tener”, sentencia el texto, detallando que los involucrados se ven obligados a pensar no solo en el bienestar propio, también el riesgo que correría el resto de su familia (adultos mayores, personas vulnerables o parejas formales).

*Con información de: Milenio.com

(Foto: Taryn Elliott en Pexels)