ESTUDIO ASEGURA QUE TENER HIJOS DURANTE LOS 30 PUEDE AUMENTAR SU INTELIGENCIA

Ser mamá durante los 30 tiene muchos beneficios, uno de ellos que los hijos posean mayor inteligencia.

Foto: Pixabay

Toluca, Estado de México; 06 de febrero de 2021.

Hoy en día es muy común escuchar que las mujeres ya no quieren hijos o que si los quieren, prefieren hacerlo durante los 30, pues se considera una edad más estable; de acuerdo con la ciencia, existen varios beneficios, como la prevención de la pérdida de la memoria, una esperanza de vida más larga e incluso niños con mayor inteligencia.

Según una investigación de la Doctora en demografía Alice Goisis, de la London School of Economics, la mejor edad para convertirse en madre es después de los 30, así las mujeres que dan a luz esta década, tienen más probabilidades de que sus hijos posean una mayor inteligencia que los niños que nacen a una edad más temprana.

Para comprobar el impacto de la edad en la inteligencia de los hijos, se evaluó el nacimiento de 18 mil niños británicos, donde los resultados arrojaron que los hijos de mujeres durante los 30 superan en pruebas cognitivas y conductuales a los de madres de 20 o 40.

La hipótesis de los científicos, es que las mujeres que deciden ser madres durante los 30 son capaces de proporcionar a sus hijos mayores recursos y atenciones, ya que tienen un trabajo establecido e incluso bien remunerado y justo por esa razón, esperan “el mejor momento” para ejercer su maternidad.

Foto: @ecuavisa

Otra de las razones por las que la ciencia establece esta edad para tener un bebé son que el cuerpo de la mujer es más maduro, lo que ayuda a que el feto se desarrolle mucho mejor. Además, a esa edad las madres se cuida más, reciben más atenciones durante la gestación y eso repercute a la hora del nacimiento; lo mismo ocurre durante la vida de los infantes, ya que las mujeres después de los 30 dedicaran su tiempo a la educación, cuidado, alimentación y salud de sus hijos.

Sin embargo, esto es solo un estudio que muestran tendencias y beneficios tanto para ellas como para sus hijos, pero al final, cada mujer es libre de decidir en qué momento quiere convertirse en mamá.

Con información de: ADN 40