EL DÍA QUE MURIÓ LA MÚSICA

(Foto: Civil Aeronautics Board).

Toluca, Estado de México; 05 de febrero de 2021.- Así se le conoce a la fecha en la que un accidente aéreo cobró la vida de los compositores y músicos de rock and roll, Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper (“J. P.” Richardson), junto con el piloto Roger Peterson, quienes se desplazaban en una avioneta durante una gira que los artistas estadounidenses realizaban por su país.

El fatídico día ocurrió el martes 3 de febrero de 1959, dentro de una avioneta de cuatro plazas tipo Beechcraft Bonanza. Debido a las condiciones climáticas adversas, el pilotó terminó por perder el control de la aeronave, estrellándose en un campo de maíz, ubicado en la pequeña localidad rural de Clear Lake, en el estado de Iowa; el sitio del accidente estaba a solo seis millas del aeropuerto.

Jiles Perry Richardson “The Big Bopper” (Foto: General Artists Corporation-photo by Van Dyck).

Holly y su banda, conformada por Waylon Jennings, Tommy Allsup y Carl Bunch, eran acompañados por Valens y The Big Bopper durante la gira “Winter Dance Party”; sin embargo, los grandes trayectos afectaron a los artistas, derivado de las condiciones climáticas, donde -además de resfriarse- incluso padecieron congelamiento; por ello, Buddy Holly decidió alquilar un avión con destino al próximo evento de su gira, el cual se realizaría en Moorhead, Minnesota.

Charles Hardin Holley “Buddy Holly” (Foto: Buddy Holly Brunswick Records).

El límite en los asientos hizo que The Big Bopper, quien tenía gripe, tomara el lugar de Jennings en la avioneta, mientras que Tommy Allsup perdió el suyo contra Valens en un lanzamiento de moneda. El vuelo iniciaría a la una de la madrugada; sin embargo, no tendrían noticias de ellos hasta la mañana siguiente, cuando el equipo de búsqueda encontró el lugar en que se habían estrellado.

Richard Steven Valenzuela Reyes “RitchieValens” (Foto: Taph Madison).

El nombre con el que más tarde se le conocería a este accidente, se le atribuye a la canción de Don McLean “American Pie (1971)”, donde asegura que muchos momentos oscuros de la historia no habrían ocurrido si la música no hubiese muerto en aquel accidente de avioneta. Además de esta, el accidente ha sido referido en varias películas y canciones; incluso se construyó un monumento conmemorativo cerca del sitio del accidente.

*Con información de: Garajedelrock.com | Elsaltodiario.com

Guitarra de acero inoxidable que conmemora el sitio del accidente (Foto: SuperDuty11).