TRASCIENDE DETENCIÓN DEL EXGOBERNADOR DE PUEBLA MARIO MARÍN EN ACAPULCO

Elementos de la FGR detuvieron al ex mandatario en Acapulco, Guerrero, acusado de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho.

Foto:Redes Sociales

Ciudad de México, 03 de febrero de 2021.- El ex gobernador del estado de Puebla, Mario Marín, “El Gober Precioso”, fue capturado por la Fiscalía General de la República (FGR) en Acapulco, Guerrero, tras un cateo en un inmueble, revelaron funcionarios del gobierno federal.

El exmandatario estatal, será trasladado a Chetumal, está acusado por el delito de tortura efectuada contra la periodista Lydia Cacho. El delito del que se le acusa fue consignado bajo el sistema de justicia penal mixto, es decir, está tipificado como grave y no alcanza la libertad bajo caución.

Recordemos que los días 16 y 17 de diciembre del 2005, la periodista fue víctima de tortura con connotación sexual y de género, durante su traslado del estado de Quintana Roo a Puebla, derivado de una orden de aprehensión en su contra por difamación, delito por el que el empresario Kamel Nacif la denunció, como resultado de una publicación en su libro “los demonios del Edén”.

En su libro, la periodista señaló que Nacif asistió a las fiestas del pederasta Jean Succar Kuri en Cancún, Quintana Roo.

El empresario y el ex gobernador precioso Marín pactaron detener a Lydia Cacho por el delito de difamación y calumnia.

Ante ello una juez liberó la orden de aprehensión contra la periodista, ejecutada a través de la Policía Judicial, dirigida por el entonces Adolfo Karam Beltrán.

Fueron grabaciones las que revelaron el acuerdo alcanzado entre el gobernador y otros personajes, particularmente Kamel Nacif.

En las próximas horas, el exgobernador será trasladado a Cancún, Quintana Roo, para ser puesto a disposición de la autoridad que lo requiere.

En abril de 2019, la magistrada de María Elena Suárez, titular del primer Tribunal Unitario Vigésimo Séptimo Circuito ordenó la aprehensión del ex gobernador así como del empresario Kamel Nacif, por su presunta responsabilidad en la tortura de Lydia Cacho, delito cometido en 2005. También se ordenó la captura del ex jefe de la Policía Judicial de Puebla, Juan Sánchez Moreno, y del ex subdirector de Mandamientos Judiciales, Hugo Adolfo Karam.

​La resolución de la magistrada revocó la decisión del juez Segundo de Distrito en Quintana Roo, que en 2018 negó la orden de captura a la entonces Procuraduría General de la República.

El titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, informó en su momento que solicitó a Interpol la emisión de una ficha roja para detener al ex gobernador.

Por esta razón, el ex mandatario estatal era buscado en 194 países que están adheridos a la Organización Internacional de Policía Criminal.

Con información de: López Dóriga, Milenio y Excélsior