HOY ES EL DÍA MUNDIAL DEL CHICLE

Ciudad de México, 13 de enero de 2020.- Como cada año, este 13 de enero se celebra el Día Mundial del Chicle, una golosina que fue patentada el 28 de diciembre de 1869 por William Semple.

Aunque de acuerdo con los historiadores, en la Antigua Grecia ya era consumido en forma de resina de entina, fue en Chile donde se encontraron los primeros yacimientos arqueológicos con una masa de chicle formado por Boldo y distintas especies de animales, que tienen más de 14.000 años de antigüedad.

El origen del chicle moderno nació en las selvas del sureste Mexicano y el norte de Centroamérica, en una región que se conoce como el Gran Petén donde hace más de dos mil años floreció la cultura Maya.

Los mayas recolectaban la savia del chicozapote, uno de los árboles más abundantes de la zona, haciendo cortes en zig-zag sobre su corteza para que ésta fluyera hacia los recipientes colocados en la base del árbol.

Tras un proceso de secado se obtenía una goma masticable que usaban para limpiarse los dientes y la boca o para inhibir el hambre en los rituales de ayuno.

Los mayas conocían esta goma como “sicte”, que significa sangre o fluido vital y con ella comerciaron con otros pueblos mesoamericanos.

PROS Y CONTRAS DE MASTICAR CHICLE

De niños los papás siempre nos decían que no masticáramos chicle porque afectaría nuestra dentadura pero ¿esto es cierto?

Sí, los expertos en salud concuerdan en que masticar chicle puede ser un acto que suponga un riesgo para la salud bucodental, si no se realiza una correcta prevención.

Pero la goma de mascar también aporta beneficios para la salud, por lo que con un consumo moderado, no debería haber ningún riesgo.

Según algunos estudios científicos, mascar chicle ayuda a:

  • Disminuir la acidez bucal porque se genera casi el doble de saliva, la cual neutraliza con más facilidad el ácido de las comidas y bebidas. Además, la saliva aporta elementos beneficiosos para los dientes, como el calcio y fosfato de hierro.
  • Puede ayudar a eliminar las caries, ya que contiene xilitol, uno de los componentes de los chicles sin azúcar. Esta sustancia debilita al Streptococcus mutans, que es la principal bacteria causante de que se nos piquen las muelas o dientes.
  • Reduce el apetito. Científicos de la Universidad Estatal de Lousiana comprobaron que las personas que consumían goma de mascar después de comer, comían menos entre horas, lo que suponía ingerir menos calorías innecesarias.
  • Ayuda a disminuir el estrés, esto fue comprobado por una investigación realizada en Australia durante el 2008, la cual demostró que las personas que mascaban chicle sin azúcar reducían la ansiedad un 17 %.
  • Mascar chicle mejora la concentración, así lo aseguran investigadores estadounidenses, quienes realizaron un estudio que demostró que los estudiantes que mascan chicle tienen mejores notas en Matemáticas. Esto podría deberse al aumento del riego sanguíneo en el cerebro, a causa de masticar.

 

Pero no todo es perfecto, ya que de acuerdo con los expertos en salud, la goma de mascar también supone varios riesgos, entre ellos:

  • Pérdida de peso peligrosa, ya que el sorbitol que contiene es un laxante capaz de transmitir diarrea crónica y dolor estomacal, si se abusa de él.
  • Hay riesgo de caries pues el azúcar que contienen puede ser un riesgo para la salud bucodental.
  • Puede causar dolor mandibular cuando se mastica durante varias horas, e incluso, el desplazamiento de la mandíbula, por lo que se debe consumirse con moderación..

 

La conclusión es que si quieres masticar un chicle, elijas uno sin azúcar y solo de vez en cuando.

*Con información de: Cancún Online y simonblas.com