BARES Y CENTROS NOCTURNOS DE LA CDMX EXIGEN QUE LOS DEJEN ABRIR

Consideran injusto que el comercio informal y los mercados sigan operando

Ciudad de México, 12 de enero de 2021.- Dueños de bares, centros nocturnos y discotecas ubicados en el centro de la Ciudad de México se unieron a la petición de los restauranteros para poder abrir sus establecimientos y poder trabajar, aún con semáforo epidemiológico en rojo.

A través de un comunicado, los empresarios señalan que mientras ellos han realizado esfuerzos extraordinarios para dar cumplimiento a las medidas sanitarias establecidas por la autoridad, el comercio informal y el de mercados no acata ningún protocolo y siguen operando.

 

Por este motivo, lanzaron un llamado a las autoridades de la CDMX para que los dejen abrir en horarios escalonados, así como mantener la medida de cerrar domingos y lunes y alternar los horarios de aperturas como ya venían haciendo, pues aseguran que, de seguir cerrados estos establecimientos, se irán a la quiebra.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos (AMBADIC) también fijó su postura al respecto, exigiendo la apertura inmediata de sus locales, pues asegura que están en peligro de cerrar de manera definitiva el 70% de los 8,500 negocios afiliados, dejando sin empleo a más de 350 mil personas.

Helking Aguilar Cárdenas, presidente del Consejo Directivo de la AMBADIC hizo énfasis en que llevan 10 meses cerrados, situación a la que ningún negocio puede subsistir, sobre todo porque no han recibido apoyos de ningún tipo.

Aguilar Cárdenas calificó como una injusticia que el comercio informal siga funcionando, mientras que el sector formal ha seguido las medidas que impone el gobierno, por lo que están planeando una movilización para los próximos días.

“Los lugares formales que generan empleos, pagan impuestos y servicios vuelven a estar cerrados y la informalidad tolerada al 100 por ciento, es una muestra más del populismo que impera en este gobierno y el abandono al sector empresarial”, señaló.

El presidente de la AMBADIC reveló que durante los primeros nueve meses de pandemia, tuvieron una pérdida económica de más de 160 mil millones de pesos, es decir, alrededor de 20 mil millones de pesos mensuales derivado del cierre de la industria.

*Con información de: Forbes México