MISAS DE AÑO NUEVO DIFERENTES EN EL VALLE DE MÉXICO

Debido a la pandemia, este año varios templos en la región no realizarán ceremonias religiosas.

Toluca, Estado de México, 31 de diciembre de 2020.- Para reducir el riesgo de contagios por Covid-19, algunos templos del Valle de México, no realizarán ceremonias religiosas durante la celebración del inicio de año nuevo, sin embargo, en Naucalpan si se tendrá misas para despedir el 2020.

 

 

Francisco Cano, rector de la Basílica de los Remedios, comentó cómo se diferencia la preparación del recibimiento del próximo año, en comparación de otros.

La gente acostumbra celebrar la misa durante la tarde noche del 31 y también durante todo el día primero. Muchas personas que, con sus propósitos de corregir su vida, vienen a hacer sus juramentos para superar con la ayuda de la virgen alguna adicción”, comenta Francisco Cano.

Ha bajado muchísimo la asistencia, las celebraciones de manera presencial y hemos tenido que intensificar el contacto con los fieles y permitirles estar celebrando a nuestro señor y también a nuestra señora de los remedios a través de las redes sociales”, añadió.

Explicó que, para los fieles católicos, las misas de año nuevo no solo conmemoran el inicio del calendario, sino que indican la culminación del tiempo conocido como octava de navidad, es decir, el periodo que abarca la celebración de ocho días, desde el nacimiento de Jesucristo el 24 de diciembre, hasta el 31 de diciembre.

El primero de enero celebramos el cierre de la octava de navidad, celebrar la primer consecuencia de que dios se ha hecho verdadero hombre y nacido de la virgen maría, significa entonces que la virgen maría es madre de jesús, del verdadero dios (ligar) lo que celebramos entonces no es tanto el inicio del año civil, sino a santa maría madre de dios y también iniciando el año civil, se celebra la jornada mundial por la paz”, dijo el rector Basílica de Nuestra Señora de los Remedios.

Durante esta mañana de víspera de año nuevo, el número de asistentes a las misas presenciales fue reducido; algunos devotos solo se acercaron a las puertas de la iglesia, sin ingresar, dieron gracias por los favores obtenidos y se retiraron después de cumplir con sus tradiciones religiosas.

 

 

Francisco Cano, estimó que entre las misas de las seis de la tarde y de las doce de la noche, podrían asistir cerca de 170 personas y más de 300 la observarían desde redes sociales.

Francisco Cano, comentó que, como medida para reducir el aforo dentro del templo, las celebraciones religiosas se practicarán en un espacio conocido como “casa del peregrino”, lugar que ha sido modificado para recibir un número limitado de fieles, a quienes se les solicita asistir con cubrebocas; también se ha invitado a los creyentes, no salir de sus casas y continuar su festejo en sus hogares.

Con información de: Joaquín Tinoco || Material gráfico: Carlos Martínez