RÍO DE JANEIRO CANCELA LOS FESTEJOS DE FIN DE AÑO EN COPACABANA POR COVID-19

Foto:@HoyMismoTSI

La alcaldía aseguró que se optó por cancelar el evento “en respeto a todas las víctimas para favorecer la seguridad de todos”; Brasil ha tenido un repunte de la pandemia de Covid-19

Río de Janeiro, 15 de junio de 2020.- Después de que, en octubre pasado, se había anunciado la celebración de fin de año alternativa para evitar las aglomeraciones, la ciudad brasileña, informó que canceló de forma definitiva su tradicional fiesta de “Reveillon”, que se hace en la emblemática playa de Copacabana, ante el rebrote de la pandemia de Covid-19.

El Reveillon oficial de la ciudad de Río de Janeiro está cancelado debido al actual escenario de la pandemia de la covid-19″, anunció a través de un comunicado la alcaldía, cuya fiesta de fin de año es el evento que más turistas atrae después del carnaval.

La pandemia también tiene en duda el famoso Carnaval de Río de Janeiro y las escuelas de samba y las comparsas anunciaron su decisión de aplazarlo desde febrero hasta julio del próximo año, pero condicionado a que ya exista una vacuna y una campaña de inmunización.

La municipalidad agregó que optó por la cancelación de cualquier tipo de celebración organizada por la alcaldía, incluso del modelo alternativo que había proyectado, “en respeto a todas las víctimas y en favor de la seguridad de todos”.

Río de Janeiro, que hace un año llegó a congregar a 2.9 millones de personas en la playa de Copacabana para despedir 2019, había previsto para este año una fiesta alternativa sin la presencia de público y sin la tradicional quema de fuegos de artificio de veinte minutos.

Cuando anunciamos el nuevo modelo para el Reveillon Río 2021 destacamos la responsabilidad social. Nuestro discurso permanece y el motivo para la cancelación no es otro si no una decisión consciente y responsable”, aseguró el presidente de la empresa municipal de promoción turística Riotur, Fabricio Villa Flor

Esta es una decisión necesaria para la protección de todos. La fiesta será la de la esperanza por buenos resultados de las vacunas para contener la pandemia. Será también un momento de reflexión sobre un año difícil, de lucha, con lamentables pérdidas de tantas personas”, dijo por su parte el alcalde de la ciudad, el obispo evangélico Marcelo Crivella.

Foto:@SinEmbargoMX

Río de Janeiro es, después de Sao Paulo, la segunda ciudad más afectada por la covid-19 en Brasil, el segundo país con más muertes por la enfermedad en el mundo luego de Estados Unidos, con cerca de 182 mil fallecidos, y el tercero con más casos después de Estados Unidos e India, con casi 7 millones de contagios.

Pese a que el Ministerio de Salud ha negado que Brasil esté enfrentando una segunda ola del coronavirus, los gobiernos regionales admiten que la pandemia se “recrudeció” en las últimas dos semanas y que está provocando una fuerte presión sobre la capacidad del sistema sanitario.

El gobierno brasileño asegura que tiene garantizado el acceso a 300 millones de dosis de vacunas, principalmente de la desarrollada por la Universidad de Oxford en alianza con AstraZeneca y el instituto brasileño Fiocruz, y la iniciativa internacional Covax. Negocia además otros 70 millones de dosis con Pfizer.

Con información de: Milenio