¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN INVERNAL?

Foto Pxhere.

Toluca, Estado de México; 14 de diciembre de 2020.- ¿Conoces a alguien a quien el invierno o simplemente los días nublados lo pongan en extremo triste? Podría tratarse de un trastorno serio.

El trastorno afectivo estacional o depresión invernal hace referencia a los cambios de humor graves que experimentan algunas personas durante el otoño y el invierno y es más conocido por sus siglas en inglés SAD (triste).
Las personas experimentan este trastorno cuando hay menos exposición a la luz solar.

Entre los síntomas más habituales se incluyen tristeza y ansiedad, pesimismo, sentimientos de culpa o impotencia, irritabilidad y desasosiego, pérdida de interés en actividades que antes solía disfrutar, aislamiento social, cansancio y disminución de energía, dificultad para concentrarse y recordar detalles, cambios de peso, insomnio en unos casos y exceso de somnolencia en otros, y pensamientos suicidas.

Este trastorno se ha asociado con la melatonina, una hormona relacionada con el sueño que se produce en mayor proporción cuando los días son más cortos y más oscuros. ¿Sabías que algunos estudios sugieren que cuanto más lejos vive una persona del ecuador, más posibilidades tiene de desarrollar este trastorno?

Sin embargo, existe tratamiento para quienes lo padecen; la mitad de los afectados responde positivamente a los tratamientos con terapia con luz o fototerapia. En el diagnóstico y tratamiento de este trastorno es muy importante tener en cuenta que sus síntomas son tan similares a los de la depresión que a veces puede ser difícil distinguir entre ambos.

Un dato a destacar es que 4 de cada 5 personas con la afección son mujeres, y las razones de esta predisposición probablemente son genéticas. Sin embargo, aunque algunas personas son genéticamente propensas a la enfermedad, resisten los factores ambientales que podrían desencadenarla. Investigadores explican que la depresión estacional es causada por la falta de luz del día, lo que hace que la enfermedad esté más extendida en los países que están más lejos del ecuador.”La luz del día es efectivamente un antidepresivo natural.

Como muchos medicamentos que se usan actualmente contra la depresión, más luz del día evita que la serotonina sea eliminada del cerebro”, explica la especialista Brenda McMahon. Otros estudios han demostrado que la depresión invernal tiende a afectar a las personas con un gen llamado 5-HTTLPR. Este gen codifica un transportador de serotonina cerebral, una proteína que regula la eficacia con la que se elimina del cerebro la serotonina, el llamado neurotransmisor de la felicidad.

Si bien, la mayoría de los antidepresivos actúan disminuyendo los niveles de transportadores de serotonina para retardar la eliminación de la serotonina entre las células nerviosas, lo más importante es que quienes se ven afectados por este trastorno consulten a un especialista de la salud y no se automediquen a base de información que circule en internet o en redes sociales.

Con información de Muy Interesante.

Foto Getty Images.