LOS SUPERCONTAGIADORES Y EL RIESGO DE LAS REUNIONES EN TIEMPOS DE PANDEMIA

(Foto: @lucjandromeda)

Toluca, Estado de México; 07 de diciembre de 2020.-

Desde el inicio de la crisis sanitaria actual, generado por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 (que provoca la enfermedad conocida como COVID-19), ha habido muchos casos documentados de eventos de “supercontagiadores”, situaciones en las que un paciente positivo a la enfermedad logra infectar a muchas otras personas.

Generalmente derivado de reuniones sociales, ambientes laborales o lugares públicos con gran aglomeración, estos eventos tienen un impacto más grande de lo esperado en la propagación general de la enfermedad, según ha revelado un nuevo estudio del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts, por sus siglas en inglés).


Tras el análisis de unos 60 eventos de supercontagios, realizado por Felix Wong en la Universidad privada de Cambridge, encontraron que los eventos en los que una persona infecta a varias personas sanas es mucho más común de lo que se esperaría, si el rango de tasas de transmisión siguiere las distribuciones estadísticas comúnmente utilizadas en epidemiología; siendo así, los investigadores definieron a los “supercontagiosos” como individuos que transmitieron el virus a más de seis personas.

Los eventos de súper propagación son probablemente más importantes de lo que la mayoría de nosotros habíamos pensado inicialmente. A pesar de que son eventos extremos, son probables y, por lo tanto, es posible que ocurran con una frecuencia más alta de lo que pensamos. Si podemos controlar los hechos de súper propagación, tenemos muchas más posibilidades de controlar esta pandemia”, dice James Collins, profesor de Ingeniería y Ciencia Médica en el Instituto de Ingeniería y Ciencia Médica (IMES) del MIT.

En promedio, se creía que para el virus SARS-CoV-2, el “número de reproducción básico” es alrededor de 3, lo que significa que, en promedio, cada persona infectada con el virus lo transmitirá a otras tres personas. Sin embargo, este número varía mucho de un sujeto a otro. Algunas personas no transmiten la enfermedad a nadie más, mientras que los supercontagiosos pueden infectar incluso a docenas de personas.

La probabilidad de eventos extremos decae más lentamente de lo que cabría esperar. Estos eventos de súper propagación realmente grandes, con entre 10 y 100 personas infectadas, son mucho más comunes de lo que habíamos anticipado”, advierte Wong, con lo que el estudio descarta las creencias de que el COVID-19 se limita a una distribución normal de campana, con un pico alrededor de tres contagios por persona (escenario en el que disminuye la probabilidad de un evento extremo de contagio, a medida que el número de infecciones se aleja del promedio de tres).


Basándose en sus hallazgos, publicados esta semana en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, los investigadores también desarrollaron un modelo matemático de transmisión de COVID-19, que utilizaron para demostrar que limitar las reuniones a 10 personas o menos podría reducir significativamente la cantidad de eventos de supercontagios y disminuir la cantidad total de infecciones.

Los hallazgos sugieren que la prevención de eventos de super contagios podría tener un impacto significativo en la transmisión general del coronavirus SARS-CoV-2. (…) Nos da una idea de cómo podríamos controlar la pandemia en curso, que es mediante la identificación de estrategias que se dirigen a los superpropagadores. Una forma de hacerlo sería, por ejemplo, evitar que alguien interactúe con más de 10 personas”, apuntan los investigadores.

*Con información de: