INSTALAN IMPLANTE EN EL CEREBRO DE DOS MONOS QUE LES PERMITE “VER” SIN USAR LOS OJOS

Foto: Twitter/@SinEmbargoMX

Esta tecnología puede ser un paso más hacia la meta de restaurar la visión de las personas ciegas.

Ciudad de México, 05 de diciembre de 2020.- Una nueva tecnología desarrollada por científicos del Instituto Neerlandés de Neurociencias (NIN, por sus siglas en inglés), permite transmitir una imagen directamente al cerebro. El invento fue probado con éxito en dos monos.

Luego de que se les instaló un implante, ambos monos pudieron “ver” sin usar sus ojos.

De acuerdo con el nuevo estudio publicado en la revista Science, esta tecnología puede ser un paso más hacia la meta de restaurar la visión de las personas ciegas mediante un implante cerebral.

La idea de estimular el cerebro con impulsos eléctricos para que “vea” puntos iluminados, conocidos como “fosfenos”, similares a los píxeles en la pantalla de una computadora, se remonta a la década de 1970. Pero nunca llegó a ser tan real por culpa de las limitaciones tecnológicas.

Pieter Roelfsema, director de NIN, dirigió al equipo que desarrolló implantes que constan de mil 24 electrodos conectados a la corteza visual de los monos macacos videntes, lo que resulta en una resolución mucho más alta que la que se había logrado anteriormente.

Según Roelfsemal la cantidad de electrodos que hemos implantado en la corteza visual y la cantidad de píxeles artificiales que podemos generar para producir imágenes artificiales de alta resolución no tiene precedentes.

Esto permitió a los primates distinguir formas como letras del alfabeto, líneas y puntos en movimiento. Previamente habían sido entrenados para responder moviendo sus ojos en una determinada dirección para lograr una recompensa.

Roelfsema lo comparó con una placa de matriz de carreteras y dijo que su equipo ahora tenía una “prueba de principio” que sentó las bases para un dispositivo neuroprotésico para los 40 millones de personas ciegas del mundo.

Nuestro implante interactúa directamente con el cerebro, sin pasar por etapas previas del procesamiento visual a través del ojo o el nervio óptico”, explica Xing Chen, investigadora de posdoctorado del equipo de Roelfsema.

En el futuro, los científicos creen que dicha tecnología podría utilizarse solo para las personas que alguna vez tuvieron vista y luego la perdieron debido a una enfermedad o lesión, o sea, cuyo córtex visual no está dañado.

En unos 3 años se podrían fabricar dispositivos similares para humanos, señaló Roelfsema.

Con información de: Actualidad