AFROAMERICANOS CON MÁS PROBABILIDADES DE MORIR POR COVID-19, ANTE RACISMO: OPS

Foto: Flickr/Xavier Donat)

La tasa de mortalidad de los brasileños negros y de raza mixta es 1.5 veces más alta que la de los blancos.

Ciudad de México, 02 de diciembre de 2020.- Grupos vulnerables como los afrodescendientes son los más afectados por la pandemia, debido a la pobreza y el racismo, tan solo en Estados Unidos, tienen el doble de posibilidad de morir, informó Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Los CDC informan que una persona negra tiene 2.6 veces más probabilidades de contraer el virus y el doble de probabilidades de morir por la covid-19 que una persona blanca”, destacó.

Asimismo, señaló que la tasa de mortalidad de los brasileños negros y de raza mixta es 1.5 veces más alta que la de los blancos, y en Ecuador, los hombres tienen tres veces más probabilidades de morir por covid-19 que sus contrapartes femeninas y 50 por ciento más que los hombres de la población mestiza del país.

En la región de las Américas las personas afrodescendientes representan alrededor de una quinta parte de la población; son el grupo racial dominante en la mayor parte de los países del Caribe, más de la mitad de la población en Brasil, 13 por ciento de la población en Estados Unidos y una de cada diez personas en Ecuador y Panamá, por mencionar solo algunos países.

Constituye un riesgo mayor para ellos debido a la pobreza, las condiciones de vida inadecuadas y el acceso limitado a la atención de salud. En nuestra lucha contra la covid-19, las personas afrodescendientes están en la primera línea: se encuentran entre los trabajadores esenciales que ponen en funcionamiento nuestros sistemas de saneamiento, mantienen en marcha nuestro transporte público, cuidan a nuestros ancianos y atienden a los enfermos”, abundó la directora de la OPS.

Ante ello, practicar el distanciamiento social o tomarse tiempo libre les resulta difícil pues no pueden trabajar desde casa, por lo que es más probable que contraigan la infección y, en consecuencia, corran un mayor riesgo de morir.

Y este problema se refleja en todos nuestros indicadores de salud, desde las enfermedades no transmisibles hasta la salud materna, mujeres de color, que normalmente tienen más dificultades para acceder a los servicios de salud que necesitan.

El racismo sistémico es un obstáculo para el acceso a una atención adecuada, por ello, “los llamamientos urgentes a la igualdad racial en Estados Unidos, Brasil y otros países de nuestra región, instamos a las autoridades de salud a hacer frente a este desafío apremiante”, señaló Etienne.

La OPS ha encargado la elaboración de un informe sobre la salud de las personas afrodescendientes a fin de arrojar luz sobre este tema y sobre las acciones necesarias para atender mejor a este grupo de la población en toda la Región.

Como mujer afrodescendiente, nacida y criada en el Caribe, como médica y líder de salud pública en nuestra región, soy plenamente consciente de las dimensiones raciales de esta pandemia y estoy comprometida a promover el cambio que necesitamos”, añadió.

Con información de: Milenio