LA LUCHA CONTRA EL SIDA Y SU IMPULSO DESDE EL CINE.

(Foto: Cottonbro).

Toluca, Estado de México; 30 de noviembre de 2020.- Cada 1 de diciembre, se conmemora el Día Mundial de Lucha Contra el Sida, siendo una fecha no solo para concientizar sobre su prevención, también para apoyar a aquellos involucrados en la lucha contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y para mejorar la comprensión de esta enfermedad como un problema de salud pública mundial, donde el cine no es ajeno a esta situación.

El lema para este 2020 es “Solidaridad mundial, responsabilidad compartida”, pues, a pesar de que existe un mayor acceso y se ha mejorado el tratamiento antirretroviral y el cuidado médico en muchas regiones del mundo, la epidemia de Sida cobró la vida de entre 2.8 y 3.6 millones de personas tan solo en 2005, de las cuales 0.57 millones eran niños.

(Foto: Anna Shvets).

A lo largo de los años, el llamado séptimo arte también se ha dedicado a dar luz a este tema, no solo desde la perspectiva de una persona contagiada, también de sus círculos cercanos y el impacto que tiene esta enfermedad en nuestra sociedad.

Quizá una de las más fijas en el colectivo cultural es “Philadelphia” (1993), por la que Tom Hanks ganó un Oscar; esto al ser la primera película de gran presupuesto en tocar el asunto, enfocándose a la discriminación de un paciente tras dar positivo ante una sociedad con mentalidad homofóbica, discriminatoria y de miedo ante la “misteriosa enfermedad” que termina por influir en su trabajo como abogado.

(Foto: Avel Chuklanov).

Más recientemente, podríamos citar a “Plaire, aimer et courir vite” (2018), situada en la Francia de principios de los 90, durante la epidemia del VIH, donde sus personajes no solo se enfrentan el deterioro que provoca esta enfermedad, también buscan la forma de disfrutar a las personas con las que se relacionan y las dichas que puede traer la vida.

Plaire, aimer et courir vite (2018).

Otra película es The Birdcage (1996), siendo un remake de la cinta franco-italiana La cage aux folles (1978), que a su vez, está basada en la obra teatral homónima que logró estar en escena en el Palais Royal de París, durante quince años consecutivos; sin embargo, al llegar a Broadway en la década de los ochenta, se enfrentó al despegue de la era Reagan, donde la homofobia era imperante como resultado del conflicto sexualidad-religión.

En la trama de éstas, se toca el tema del rechazo a la comunidad gay y sus expresiones artísticas. La película protagonizada por Robin Williams, también hace frente al rechazo por el miedo a la enfermedad, el desconocimiento y preconcepciones sociales.

Philadelphia (1993).

Por su parte, la pantalla chica tampoco se ha quedado atrás, uno de los proyectos más recientes es Angels in America (2003), una miniserie con Meryl Streep y Al Pacino, situada también durante el estallido de la crisis del VIH en Estados Unidos, donde la posición política de su 40º presidente, generaría una pandemia por esta enfermedad ante su indiferencia con los casos de Sida, dado que estos afectaban principalmente a la comunidad gay, donde los actores políticos creían que “los enfermos solo tenían lo que merecían”.

*Con información de: Elperiodico.com |El lpais.com

Angels in America (2003).