GRANDES CANCIONES QUE NACIERON EN LA REVOLUCIÓN MEXICANA.

Imagen IMER

Algunas de las letras emblemáticas estaban inspiradas en las mujeres que lucharon en la justa revolucionaria.

Toluca, Estado de México; 20 de noviembre de 2020.- El corrido es uno de los géneros musicales mexicanos por excelencia. Fue desarrollado en el siglo XVIII, aunque sus orígenes se remontan hasta la edad media española. Se trata de una narrativa popular concebida para ser cantada, recitada o bailada. Tomó especial popularidad en México cuando de narrar las hazañas de los héroes en batalla se trataba o de enaltecer el orgullo por los caudillos o bien, expresar el amor hacia las heroicas mujeres que participaron ya fuera en campo de lucha o como enfermeras y respaldo de quienes asistían a la batalla.

Los corridos se encargaban de ser una forma de testimonio, llevar la vivencia al oído de todos. Estas son algunas de las canciones que pasaron a la historia por su singular letra, entonación y estilo literario.

‘La Cucaracha’: quizá se trata de la canción más popular de todas las que se hicieron famosas durante la época de la Revolución Mexicana. Canción favorita de los villistas, en ella, el soldado mexicano dio expresión a su sentido cómico de la vida, antepuesto a una realidad miserable y trágica.
Algunos de los mitos acerca del origen del nombre de la canción refieren a que la cucaracha podría ser un soldado; otros hacen referencia a la marihuana; otros más, a un incidente que tuvo el general Francisco Villa pisando una fogata escondida y que por su forma de caminar derivado de este hecho sus colegas le dieron ese sobrenombre.

Cabe recordar que el soldado de la Revolución Mexicana es un descendiente directo del soldado mexicano del siglo XIX, cuyos orígenes se pierden en los años de la conquista. Y así, sus canciones, como casi todo lo que le caracteriza, son un trasunto de las canciones de sus hermanos los soldados mexicanos de la Reforma y el Imperio. Aquellos soldados, a su vez, tomaron sus cantares del acervo folclórico que España heredó a México.

‘La Adelita’: Adelita, como se conoció a la famosa Adela Velarde Pérez, se desempeñaba como asistente de urgencias en el pelotón de la Division del Norte. Llamaron “Adelitas” a las mujeres fuertes y valientes que desempeñaron algún papel importante durante la Revolución Mexicana.

Imagen IMER.

Carabina 30-30: es un corrido popular que refiere al rifle 30-30 de la casa Winchester Modelo 1894, muy popular en la cacería deportiva y una de las armas más utilizadas durante la lucha armada.

‘El Barzón’: el barzón (cuerda de cuero que une el yugo con el timón del arado) nos describe la situación de injusticia del sector agrario y campesino sometido a los abusos de los patrones propietarios de la tierra y diversos sectores sociales.

‘La toma de Zacatecas’: corrido que relata la batalla memorable de la Revolución Mexicana, cuando la División del Norte, bajo las órdenes de Francisco Villa, derrotó de manera significativa a las tropas del usurpador Victoriano Huerta y definió de manera importante el curso de su derrocamiento.

‘Felipe Ángeles’: corrido dedicado al militar Felipe Ángeles, figura trascendental de la Revolución Mexicana, artífice de algunas de las estrategias militares más destacadas de la División del Norte y que luchó al lado de Francisco Villa.

‘La Valentina’: corrido dedicado a una soldadera llamada Valentina Ramírez Avitia. Nació en 1893, en El Norotal, en el estado de Durango. Se unió a las tropas maderistas en 1910. Por su valentía y arrojo fue conocida como La Leona de Norotal. Con frecuencia era asediada por los mandos superiores, por lo que comenzó a vestir ropas militares masculinas. Portaba dos cananas terciadas sobre el pecho y la carabina 30-30 al hombro. Valentina alcanzó el grado de teniente.

Imagen IMER.

Un día se descubrió que era mujer y su superior, el general Ramón Iturbe, la dio de baja pues no admitía mujeres en sus filas. Después, alejada de la pólvora, se casó y trabajó en distintos oficios. En 1969 fue atropellada por un auto y quedó lisiada por el resto de su vida. La Valentina murió el 4 de abril de 1979. Fue sepultada en la fosa común del panteón civil de Culiacán, Sinaloa. Se cree que el corrido que lleva su nombre fue escrito por un trovador sinaloense anónimo de los que siguieron a Gabriel Leyva, precursor de la Revolución en el noroeste de México.

‘General Emiliano Zapata’: corrido dedicado a Emiliano Zapata, uno de los revolucionarios más admirados que luchó por exigir justicia para los campesinos, una de las clases sociales más desprotegidas durante el Porfiriato.

‘Jesusita en Chihuahua’: polka de la que no se conocen datos ciertos de que fuera una mujer de la vida real la que la inspiró. Se dice que fue la pieza favorita de Pancho Villa, quien ordenaba a su banda de guerra que la tocara durante los combates. Fue escrita por Quirino Mendoza y Cortés, el mismo autor de “Cielito lindo”. Se estrenó en la navidad de 1916 con gran éxito. Traspasó fronteras y se popularizó en Estados Unidos donde ahora se conoce como “JC Polka” o “Cactus Polka”.

Con información de Fonoteca Nacional y ADNCultura.

Foto: Museo de la Ciudad de México.