LA VIOLENCIA DE GÉNERO: SUS DIFERENTES TIPOS Y MANIFESTACIONES.

Foto Pxhere.

Toluca, Estado de México; 12 de noviembre de 2020.- La violencia hacia las mujeres es uno de los males más lamentables que aquejan a la sociedad. Sobre este tema, diversas organizaciones civiles e iniciativas y organismos de gobierno han implementado acciones especialmente de información y de protección para las mujeres violentadas.

Pero, ¿qué es la violencia y cómo podemos identificarla? Aquí te compartimos información que detalla al respecto el Instituto Politécnico Nacional:

“En términos generales, la violencia es definida como toda acción u omisión producto del uso y abuso en el ejercicio del poder y de la autoridad que ofende, perjudica y quebranta los derechos inherentes de una persona, porque tiene por objetivo causar un daño —ya sea físico, psicológico, patrimonial, sexual o económico—, una lesión, una incapacidad e, incluso, la muerte, tanto en los espacios públicos como privados”, indica un informe del IPN.

De acuerdo con la institución, para que se dé algún tipo de violencia, en la relación debe existir un “arriba”, en donde está quien ejerce el poder, y un “abajo”, en donde está quien se somete a ese poder, que puede ser real o simbólico, pero a final de cuentas, poder.

Foto Pxhere.

Si bien, varias disciplinas estudian, definen y clasifican la violencia en múltiples y diversos tipos —como el Derecho, la Sociología, Psicología, Psiquiatría, Medicina, entre otras—, la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, publicada en 2009 reconoce cinco tipos de violencia:

Violencia Física
Es la más evidente porque el daño producido, puede o no provocar lesiones internas, externas o ambas, se localiza en el cuerpo de la persona expuesta a esta situación. En este tipo de violencia puede utilizarse la fuerza física, algún objeto, arma de fuego o punzocortante; incluso sustancias químicas, pudiendo, en su máxima expresión, provocar la muerte.

Violencia Psicológica
De acuerdo con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, es cualquier acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica, que puede consistir en: negligencia, abandono, descuido reiterado, celotipia, insultos, humillaciones, devaluación, marginación, indiferencia, infidelidad, comparaciones destructivas, rechazo, restricción a la autodeterminación y amenazas, las cuales conllevan a la persona violentada a la depresión, al aislamiento, a la devaluación de su autoestima e incluso al suicidio.

Es importante atender las señales de este tipo de violencia porque sus efectos y manifestaciones suelen ser silenciosos. Se muestra con expresiones tales como: rebajar, ridiculizar, generar inseguridad, humillar, chantajear, mentir, manipular, hacer comentarios mordaces relacionados con el aspecto físico, ideas, creencias o gustos de la persona violentada, desacreditar intelectual o profesionalmente, intimidar con gritos, gestos o miradas despectivas; con actitudes como el silencio, aislamiento, abandono, marginación y con amenazas de ejercer otras formas de violencia.

Las personas sometidas a este clima viven una progresiva debilitación psicológica, problemas de autoestima, frustración, cuadros depresivos y pueden llegar al suicidio.

Violencia Sexual
Encontramos la violación como la más evidente, mediante el uso de la fuerza física. La penetración vaginal o anal con un objeto o con una parte del cuerpo distinta al pene también es considerada como una violación. Además, se incluyen en esta categoría los tocamientos en el cuerpo de la persona, obligarle a tocar el cuerpo de quien le está violentando y, en general, a realizar prácticas sexuales que no desea, acoso y burlas sobre de su sexualidad.

Violencia Económica
Se refiere a la disposición efectiva y al manejo de los recursos materiales, dinero, bienes o valores, de tal forma que los derechos de la persona que vive tal situación son transgredidos, con la finalidad de controlar y someter.

De acuerdo con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, es toda acción u omisión del agresor que afecta la supervivencia económica de la víctima. Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así como la percepción de un salario menor por igual trabajo dentro de un mismo centro laboral.

Violencia Patrimonial
Se manifiesta en la transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, documentos personales, bienes y valores, derechos patrimoniales o recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades y puede abarcar los daños a los bienes comunes o propios de la víctima.

Este tipo de violencia ocasiona daños o menoscabos en los bienes muebles o inmuebles o en el patrimonio y, por lo general, se ejerce por medio de la destrucción, el robo, el despojo, el abuso de confianza y el fraude.

Violencia en las relaciones de pareja
Cuando se establecen relaciones de pareja, una de las posibles consecuencias son los conflictos. Si la resolución de los mismos es a través de la conciliación, el diálogo y la negociación, pueden ser considerados como benéficos e incluso de crecimiento, porque su resolución lleva a un equilibrio entre las parejas: permite que se conozcan, que lleguen a acuerdos, que establezcan distancias, límites y a fomentar el mutuo respeto.

Pero cuando los conflictos son resueltos por medio del ejercicio de la autoridad, el poder, la supremacía y la fuerza conducen a la violencia.
En este tipo de violencia sucede una cuestión particular, la violencia velada aparece con mucha mayor frecuencia, por ejemplo, la violencia física se manifiesta con ligeros golpecitos en forma de juego, palmaditas, pequeños empujones, cachetadas-caricias, pellizcos en forma de broma, entre otras.

La violencia sexual se ejerce al imponer ideas o actos sexuales a la pareja a través de palabras obscenas, insultos, obligarle a ver películas pornográficas, tocarle el cuerpo contra su voluntad y “convencerle” a tener relaciones sexuales.

Con información del Instituto Politécnico Nacional.

Fuente: IPN.