UNIVERSITARIOS DE EEUU ESPERAN QUE BIDEN CUMPLA PROMESAS PROGRESISTAS

Foto -Especial-

Joven politóloga nacida en Illinois, hija de migrantes mexiquenses, compartió su mirada respecto del reciente proceso electoral.

Toluca, Estado de México; 11 de noviembre de 2020.-

Estados Unidos está viviendo uno de los procesos electorales más polémicos de su historia contemporánea. La reciente elección presidencial de ese país ha arrojado que el republicano Donald Trump no pasará otros cuatro años despachando desde la Casa Blanca, aunque él se aferre a ese poder; por el contrario, el demócrata Joe Biden, virtual vencedor de la contienda, tendrá que trabajar en las necesidades urgentes de esa nación, muchas resultado de la gestión actual, y atendiendo a la confianza y demandas de quienes depositaron en él su voto.

No es sorprendente lo que pasó esta semana. Muchos norteamericanos esperaban una gran victoria de Biden debido a lo poco atractivo que sonaban otros cuatro años del presidente Trump”, es la primera impresión de Ariana Pozos, joven politóloga, hija de migrantes mexiquenses nacida en Illinois.

Recién graduada de la Universidad Roosevelt en Chicago en la carrera de Ciencias Políticas y Estudios Internacionales, Ariana Pozos, de 21 años, compartió con AMX Noticias sus primeras impresiones respecto de la reciente jornada electoral y el panorama que los jóvenes de su generación vislumbran ante la llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos.

Los partidarios de Trump siempre han apoyado a su líder —tanto de manera activa como pasiva—a pesar de sus muchas deficiencias; no se iban a detener ahora”, indica Pozos.

Lo paradójico de esas deficiencias y lo caótica que llegó a ser la administración Trump, indica la universitaria, es que Biden y Kamala no hayan logrado convencer con su plataforma a gran número de los simpatizantes moderados del Partido Republicano, incluso a pesar de los más de 240 mil muertos por Covid-19 en los últimos meses. Sin embargo, lo que sí hicieron los candidatos del Partido Demócrata fue mantener a los demócratas moderados y al resto de la izquierda a su lado.

Respecto de la campaña de Trump y sus intentos por invalidar por la vía legal el conteo de los votos, la politóloga hace énfasis en que el mandatario actúa en favor de sí mismo y alerta que, por ahora, el presidente se aferrará a todo lo que pueda antes de ser expulsado definitivamente en 2021, aún y cuando siempre ha habido una transición pacífica de poder en la Casa Blanca.

“No estoy tan emocionada con la victoria de Biden como sí lo estoy con la salida de Donald Trump de la Casa Blanca”, externa Ariana.

Como muchos de sus compañeros de la generación Z, Ariana Pozos, cuyos padres llevan radicando cerca de tres décadas en Illinois, no se identifica con ninguno de los dos partidos políticos dominantes en los Estados Unidos; sin embargo, entiende las implicaciones de votar por un tercero en un sistema bipartidista por lo que su decisión fue acercarse al Partido Demócrata.

Foto -Especial-

En cuanto a Joe Biden, Ariana comparte que tanto ella como sus colegas y académicos de la Universidad Roosevelt lo ven como un demócrata moderado quien durante su administración deberá equilibrar esa ideología con la izquierda que lo apoyó en la contienda.

Si fuera por él, muchas de sus políticas probablemente serían de naturaleza moderada. Sin embargo, la nominación demócrata de esta elección vio una afluencia de candidatos que se desviaron más hacia la izquierda que los de años anteriores. Biden tendrá que equilibrar la ideología moderada con la de la extrema izquierda; sin embargo, esto puede ser difícil, especialmente con la inmigración”, indica Pozos.

Las primeras soluciones a las políticas de su predecesor incluyen detener la construcción del muro fronterizo entre Estados Unidos y México y flexibilizar las restricciones de inmigración con comunidades como la musulmana. Sin embargo, es más difícil decir qué será de aquellos que ya han estado viviendo indocumentados en los Estados Unidos”, agrega.

Respecto de los dreamers, Pozos indica que habrá presión por parte de la izquierda para crearles un camino hacia la ciudadanía, lo que tomaría tiempo debido al control de fuerzas en el legislativo.
Sin embargo, los jóvenes progresistas que apoyan a Biden esperan cambios en el sistema de la educación para inmigrantes, la esperanza es que la propuesta educativa del demócrata para un colegio comunitario gratuito se extienda a los dreamers y que también sean elegibles para más opciones de ayuda financiera.

Biden apoya muchas agendas progresistas, pero a menudo sus propuestas políticas son solo una parte de lo que quieren la extrema izquierda y los jóvenes. Los jóvenes tendrán que seguir movilizándose como lo han hecho durante años; esta vez, sin embargo, será para persuadir a Biden de que apruebe una legislación progresista de gran alcance”, indica Pozos.

Por supuesto, tengo esperanzas razonables para los próximos cuatro años. Como joven, estoy totalmente comprometida con hacer que Biden rinda cuentas de sus promesas progresistas. Quiero que haga más por las personas marginadas que no pueden defenderse bajo el sistema en el que vivimos. Espero que los próximos cuatro años sean lo suficientemente sustanciales como para borrar gran parte de lo que sucedió en los últimos cuatro”, comparte Pozos.

Sin embargo, lo más importante para esta joven, descendiente de una amplia familia originaria de los municipios de Texcaltitlán y Toluca, del Estado de México, es que este proceso pueda usarse como una punta de lanza para futuros ideales progresistas no solo en la Casa Blanca sino en el resto de Estados Unidos.

Laura E. Arce.