TRAS EL DESPLOME DE ABRIL Y MAYO, LA ECONOMÍA EMPIEZA A DAR SEÑALES DE RECUPERACIÓN

Foto: Pixabay

El desempeño de la economía sigue dependiendo del comportamiento de la pandemia y la posibilidad de una intensificación de los contagios, aumenta los riesgos de un retroceso.

Ciudad de México, 04 de noviembre de 2020.- De acuerdo con los datos más recientes del Sistema de Indicadores Cíclicos, publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), tras el desplome de abril y mayo pasados, producto de las medidas de contención de la pandemia por Covid-19, la economía empieza a dar señales de una incipiente recuperación.

El sistema comprende dos indicadores compuestos de un grupo de variables que se van actualizando cada mes. Mientras el indicador coincidente refleja el estado general de la economía, el adelantado busca señalar anticipadamente los puntos de giro (picos y valles) del primero.

El valor de estos indicadores, así como su tendencia de largo plazo representada por una línea horizontal igual a 100, permite identificar las fases en que se encuentra el ciclo de la economía mexicana.

En el mes de agosto de 2020 el indicador coincidente se localizó por debajo de su tendencia de largo plazo al reportar un valor de 96.0 puntos y una variación de 0.54 puntos respecto al mes anterior, con lo que acumula tres meses consecutivos al alza, luego de dos años de retrocesos.

En tanto, el indicador adelantado se ubicó en el mes de septiembre de 2020 apenas por arriba de su tendencia de largo plazo al presentar un valor de 100.1 puntos y un incremento de 0.31 puntos con respecto al pasado mes de agosto, con lo que suma por cuarto mes consecutivo un incremento, después de siete meses de retrocesos.

Con la nueva información tanto el indicador coincidente como el adelantado continúan presentando una trayectoria ascendente, de forma similar a lo observado en meses previos, por lo que se estima que el ciclo económico del país estaría entrando en una fase de recuperación.

En la medida que el desempeño de la economía sigue dependiendo del comportamiento de la pandemia y la posibilidad de una intensificación de los contagios, los riesgos de un retroceso todavía son muy elevados.

Con información de: El Universal