LA ALIMENTACIÓN DURANTE EL TRATAMIENTO DE CÁNCER DE MAMA.

Foto Pxfuel.

Una alimentación adecuada durante el tratamiento, puede ayudar a la paciente a sentirse mejor en diversos aspectos.

Toluca, Estado de México; 30 de octubre de 2020.- Después de recibir el diagnóstico de cáncer de mama, las pacientes entran en una etapa física y emocional difícil que deben enfrentar a través de tratamientos médicos. Uno de los aspectos que más deben cuidar en este proceso es su alimentación, misma que será fundamental en cuanto a la resistencia de su cuerpo y para su bienestar físico y emocional.

Algunos especialistas indican que con frecuencia las personas aumentan de peso después del diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama. Entre los motivos se encuentra el consumo de demasiadas calorías, no mantenerse físicamente activo, comenzar la menopausia de forma precoz, depresión y ansiedad, sentir más hambre que de costumbre debido al consumo de esteroides, comer por comodidad o para lidiar con las emociones o comer más que lo habitual debido a los efectos secundarios del tratamiento.

Debido a ello, es importante que la paciente mantenga un peso saludable durante su tratamiento. Junto a un nutricionista dietista clínico, la paciente puede establecer sus objetivos de peso eligiendo una dieta balanceada, haciendo ejercicio con regularidad, controlando el tamaño de las porciones, tomar suficiente agua, otros líquidos y consumir no más de una taza de jugo de fruta por día. Cabe destacar que es mejor comer la fruta entera que beber el jugo.

Por otra parte, durante el tratamiento, una alimentación adecuada puede ayudar a: sentirse más fuerte, tener más energía, hacer frente a los efectos secundarios, prevenir o reducir el aumento o la pérdida de peso, obtener los nutrientes adecuados, reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos, evitar la deshidratación y recuperarse después de la cirugía.

Respecto de la hidratación, las pacientes deben recordar en todo momento estar bien hidratadas durante el proceso de quimioterapia: tomar al menos ocho vasos de agua u otras bebidas sin calorías o bajas en calorías por día. No tomar una cantidad suficiente de líquidos puede causar: aturdimiento, mareo, náuseas, estreñimiento, fatiga e infecciones de las vías urinarias.

Los médicos alertan que cuando una persona está recibiendo quimioterapia, corre un mayor riesgo de tener una infección o una enfermedad transmitida por los alimentos. Esto se debe a que la quimioterapia puede disminuir la cantidad de glóbulos blancos en el cuerpo que son las células que combaten las bacterias y mantienen su sistema inmunitario fuerte, por lo que es muy importante evitar los alimentos que no se preparen, almacenen o manipulen de forma adecuada, la prioridad debe ser comer alimentos preparados en casa.

Foto Pixabay.

Durante la quimioterapia, algunas personas aumentan de peso y otras lo pierden. Es mejor tratar de mantener un peso corporal saludable y no aumentar ni perder demasiado peso. Ahora bien, es conocido que un proceso de quimioterapia trae consigo efectos secundarios. Ante ello, se muestran a continuación algunos consejos para sobrellevarlos.

Náuseas
Intentar consumir: té de jengibre, alimentos frescos o fríos, fruta fresca o congelada, comer alimentos pequeños y frecuentes, caldo u otras sopas simples, galletas saladas y caramelos solubles.
Intentar evitar: olores fuertes de alimentos u otros olores, comidas abundantes, alimentos grasosos, cremosos, aceitosos o fritos.

Estreñimiento
Intentar consumir: al menos ocho vasos de agua al día, verduras y frutas crudas o cocidas, frutas secas, frijoles y legumbres, productos de grano integral, yogur natural y té o café caliente.
Intentar evitar: alimentos hechos con harina blanca y arroz blanco.

Diarrea
Intentar consumir: yogur natural descremado, plátanos, productos con pan blanco, arroz blanco simple, frutas cocidas o enlatadas en porciones pequeñas, pescado magro cocido, huevos cocidos, té suave y agua.

Intentar evitar: jugo de fruta y bebidas muy endulzadas, caramelos sin azúcar, cereales o panes ricos en fibra, porciones grandes de verduras y frutas crudas, frutas enlatadas en jarabes concentrados y café o bebidas con cafeína.

Vómitos
Intentar consumir: bebidas con electrolitos (después de que el vómito se detenga), paletas heladas, caldo, porciones muy pequeñas de alimentos sólidos, según lo que tolere la paciente.
Intentar evitar: cualquier alimento sólido, hasta que deje de vomitar.

Úlceras bucales
Intentar consumir: líquidos con pajita (popote), alimentos y bebidas frescos, blandos y suaves (como yogur, budín o puré de manzana), enjuagar la boca con agua salada o enjuague bucal sin alcohol.
Intentar evitar: alimentos y bebidas ácidas o muy calientes, picantes, de textura rugosa o muy secos, bebidas alcohólicas y enjuague bucal con alcohol.

Cambios en el sabor o sabor metálico
Intentar consumir: rodajas de limón, naranja o pepino agregadas en el agua, masticar chicle con sabor a menta, alimentos fríos o frescos, fruta fresca, tomar con pajita (popote).
Intentar evitar: utensilios de metal, cualquier comida o bebida que no tenga buen sabor para la paciente.

Acidez
Intentar consumir: comidas pequeñas, masticar bien la comida, pequeños sorbos de líquido, sentarse con la espalda erguida al menos por una hora después de las comidas o los refrigerios, elevar ligeramente la cabeza de su cama con almohadas o una cuña.
Intentar evitar: alimentos ácidos (como el jugo de naranja, la salsa de tomate o el café), comidas abundantes, comer o beber rápido, bebidas gasificadas (como los refrescos), alimentos picantes, bebidas alcohólicas y menta.

Asimismo, salvo indicación del médico a cargo, durante la quimioterapia y la radioterapia, se recomienda que las pacientes eviten tomar más de dos tazas de té verde por día, más de una taza de jugo por día y limitar o evitar las bebidas con vitaminas añadidas.

Lo más importante para llevar una alimentación adecuada durante el tratamiento de quimioterapia y demás procesos para hacer frente al cáncer de mama, es seguir al pie de la letra las instrucciones de los profesionales de la salud, Ya que cada caso de este padecimiento es particular, también se sugiere acudir a un especialista de la alimentación y nutrición que guíe a la paciente y a sus familiares en todos los aspectos respecto de su dieta.

Con información de mskcc.org

Foto Pxfuel.