LA FLOR DE CEMPASÚCHIL ES USADA COMO MEDICINA TRADICIONAL

Toluca, Estado de México, 26 de octubre de 2020

El Cempasúchil es usado desde hace décadas como uno de los principales elementos en las ofrendas del Día de Muertos, pero también como una planta curativa.

Desde el siglo XVI, esta flor es mencionada en la literatura de la medicina herbolaria de México, indicando que tiene propiedades antioxidantes, analgésicas, antiinflamatorias, antibacterianas y antidepresivas.

Esta colorida planta está ligada a la medicina tradicional, donde a la flor se le atribuyen propiedades curativas para enfermedades físicas y sobrenaturales.

La flor de Cempasúchil puede consumirse, siempre y cuando esté libre de pesticidas, ya que los pétalos presentan un alto contenido de carotenoides, los cuales son antioxidantes que reducen el envejecimiento de las células y los efectos de la edad.

De acuerdo con la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Autónoma del Estado de México, con los pétalos se pueden hacer guisados con pollo o quesadillas como se hacen con la flor de calabaza.

Además, el cempasúchil orgánico ayuda a combatir enfermedades respiratorias y en algunas comunidades de Oaxaca, se preparan bebidas de esta planta, para usarlas como anticonvulsivos.

Un té de flor de cempasúchil, alivia malestares estomacales como diarrea, cólicos menstruales, bilis, vómito y parásitos; mientras que preparadas en jugo, las hojas de la flor de cempasúchil también sirven como diuréticos, pueden llegar a reducir la fiebre, regular la menstruación y ayudan a mantener el hígado sano, así lo aseguran los científicos de la UAEM.

De igual manera, estudios científicos confirman que el cempasúchil orgánico tiene propiedades antibacterianas, esto quiere decir que el consumo de la flor mata o inhibe la multiplicación de las bacterias.

Por su color, la flor de cempasúchil también es utilizada para dar color a textiles, además de que se usa en la elaboración de insecticidas.

*Con información de El Universal y laz.mx