ITALIA ENDURECE MEDIDAS POR PELIGROSA OLA DE COVID-19

Foto Twitter (@JoelHDYT)

El país cierra bares y restaurantes a las 6 de la tarde y clausura cines y teatros durante un mes.

Roma, Italia; 25 de octubre de 2020.-

Sin superar por completo al Covid-19, era la excepción en Europa, la pandemia parecía estar bajo control. Sin embargo, esta semana el país nuevamente ha sucumbido ante el acelerado y peligroso aumento en el número de contagios del virus.

Este sábado se registraron 19 mil 644 nuevos contagios, 151 fallecimientos y 817 nuevas hospitalizaciones; las autoridades ya temen una posible saturación en los hospitales y cada vez más gobernadores regionales piden el regreso al confinamiento.

El aumento exponencial de los casos en los últimos días ha obligado al gobierno a establecer nuevas restricciones. A partir de este lunes, deberán cerrar los cines, teatros, gimnasios y piscinas; además, los bares y restaurantes tendrán que cerrar a las 18 horas, al menos hasta el 24 de noviembre.

El debate en gobierno se endureció en las últimas horas, el acuerdo llegó la madrugada de este domingo. Las autoridades regionales pretendían que el ejecutivo aprobara nuevas ayudas para los propietarios de bares y restaurantes.

Con las nuevas restricciones, los bares, pubs, restaurantes, heladerías y pastelerías podrán abrir desde las 5 horas hasta las 18 y en las mesas se podrán sentar hasta un máximo de cuatro personas, salvo que sean convivientes. El reparto de comida a domicilio está garantizado hasta la medianoche. El nuevo decreto también hace obligatorio el uso de mascarillas en todo momento y al aire libre.

Foto Reuters

A su vez, las autoridades están tratando de preservar la actividad de las escuelas hasta el último momento. La educación infantil y de primaria seguirá siendo presencial, pero los estudiantes de educación secundaria deberán comenzar a prepararse para la enseñanza a distancia.

Al respecto de medidas más severas, como un toque de queda nacional, éste aún no se ha decretado, pero ya existe en varias regiones como Lacio, Lombardía, Campania, Sicilia y Calabria.

Los gimnasios, piscinas y balnearios, así como los centros culturales, centros sociales, centros recreativos y salas de bingo y casinos y parques de atracciones permanecerán cerrados un mes. La misma medida seguirán teatros, cines y salas de concierto, incluidas las que estén al aire libre. No se podrán organizar congresos ni eventos similares presenciales ni tampoco se permitirá la apertura de las estaciones de esquí. Los parques y jardines de juegos para niños quedarán abiertos.

Los desplazamientos entre regiones siguen permitidos, pero las autoridades recomiendan “encarecidamente” a todas las personas que no se desplacen a un municipio distinto del de residencia, “salvo por necesidades comprobadas de trabajo o estudio, o por motivos de salud”.

Con información de El País.