ABUELITA SUPLICA QUE LA DEJEN VER A SU FAMILIA PORQUE “SE LE ESTÁ ACABANDO EL TIEMPO”

La pandemia ha dejado a muchas familias distanciadas, lo que ha causado un aumento en los casos de depresión, y más en las personas de la tercera edad, ya que algunos de ellos están pasando el confinamiento solos.

Tal es el caso de Mary Fowler, una mujer de 104 años que se encuentra en un asilo de Escocia y no ha visto a su familia desde el inicio de la pandemia.

Las casas para adultos mayores han prohibido las visitas, en un esfuerzo por evitar contagios de SARS-CoV-2, dado que este grupo de población es altamente vulnerable al coronavirus.

A través de las redes sociales se viralizó un video en el que Mary Fowler suplica llorando que la dejen ver a su familia porque “se le está acabando el tiempo”.

“Aquí me cuidan muy bien. Pero quiero a mi familia. Este es mi derecho, por favor ayuda. Me está cortando en pedazos. Debo ver a mis hijos. Se me está acabando el tiempo. Debo ver a mis hijos y hacer las cosas como solían ser. Por favor, ayúdame, ayúdame. Por favor, ayúdame”, dice la mujer en medio del llanto.

Además de poder ver a sus hijos, la mujer suplica por ver a sus bisnietos, con quienes no ha tenido contacto desde marzo pasado.

*Con información de: Milenio