TRUMP Y BIDEN SE ENFRENTAN EN EL ÚLTIMO DEBATE PRESIDENCIAL

Foto: @MVSNoticias

En contraste con el primer debate, la noche transcurrió prácticamente sin interrupciones; sin embargo, ambos intercambiaron numerosas acusaciones.

Estados Unidos, 22 de octubre de 2020. – A 12 días de las elecciones en el país norteamericano, el presidente Donald Trump y su rival Joe Biden se enfrentaron este jueves en un debate televisado en horario central, mismo que fue su último duelo verbal.

Trump, de 74 años, y Biden, de 77, se ven las caras tras un caótico primer debate a fines de septiembre en Cleveland, Ohio, en el que el mandatario republicano interrumpió sin parar al candidato demócrata y le dijo que tenía “nada de inteligente”, mientras que éste lo llamó “mentiroso” y “payaso”, y le pidió que se callara.

Hasta ahora los sondeos muestras que los estadounidenses están mucho más preocupados por la pandemia que por las teorías de conspiración de Trump: seis de cada 10 creen que el coronavirus está fuera de control en el país, el más golpeado del mundo.

Durante el debate se trataron temas como:

Racismo

La moderadora les pidió a ambos candidatos que hablen a las familias afroamericanas e indiquen si entienden por qué temen por sus hijos cuando salen a la calle.

Biden expresó: “Nunca le tuve que decir a mi hija que ponga las manos en el volante si la detienen la policía. Nunca le tuve que decir a mi hijo que no use capucha en la calle, Tenemos racismo inconstitucional en Estados Unidos, tenemos que proveer oportunidades económicas, acceso a oportunidades y escolaridad. He anunciado un plan al respecto”.

En tanto que Trump aseguró que “nadie, tal vez con la excepción de Abraham Lincoln, ha hecho más por la comunidad afroamericana” que él. También destacó el haber otorgado “financiamiento extendido a universidades históricamente afroamericanas”. “Soy la persona menos racista en este lugar”, agregó.
Familia estadounidenses

Los candidatos chocaron sobre el futuro de la seguridad en el país. Trump reiteró la voluntad de su administración de terminar con la ley impulsada por su predecesor, Barack Obama, para “reemplazarlo con algo mejor”.

Biden, por su parte, expresó que “un seguro de salud no tiene que ser un privilegio sino un derecho. Todo el mundo tiene que tener ese derecho. Esa es mi diferencia con Trump”.

La moderadora luego preguntó a los candidatos por qué no se ha aprobado un nuevo paquete de estímulo. Trump aseguró que la culpa recae en la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, mientras que Biden hizo referencia a los proyectos aprobados por su partido y la reticencia del líder republicano del Senado, Mitch McConnell, de apoyar iniciativas de esta naturaleza.

Seguridad Nacional

Los candidatos fueron consultados sobre los intentos de interferir en las elecciones por parte de naciones extranjeras, especialmente después de que el FBI anunciara esfuerzos tangibles al respecto por parte de Rusia e Irán.
Biden dijo que “cualquier país que interfiera va a pagar un precio porque se están metiendo con la soberanía estadounidense”, y criticó a Trump por no tomar acciones al respecto. “Rusia no quiere que yo sea presidente porque yo los conozco bien. No sé por qué Trump no quiere emfrentarse con Putin”.

Por su parte, Trump acusó a Biden de “recibir USD 3,5 millones de Rusia” y asegur´que “nadie es más duro” con Moscú que él. El ex vicepresidente de Barack Obama negó las acusaciones “nunca he recibido un centavo de ningún país” y, en cambio, resaltó la reciente revelación del New York Times sobre una cuenta secreta de Trump en China y lo conminó a publicar sus declaraciones de impuestos, algo que se ha negado a hacer durante su administración. “Publicas tus declaraciones o deja de hablar de corrupción”, dijo.

Foto: @Agencia_Andina

La lucha contra el Covid-19

El presidente defendió su gestión con respecto a la pandemia, asegurando que “la vacuna llegará pronto” y que la pandemia “está terminando y se irá”. Biden, en tanto, fue enfático a la hora de criticar al mandatario y aseguró que “nadie que sea responsable de más de 220 mil muertes puede permanecer como presidente”.

Trump comenzó la locución asegurando que, de no haber tomado acciones, 2,2 millones de personas hubieran muerto como consecuencia de la enfermedad. Aseguró a su vez que la pandemia “es un problema global”, en referencia a los rebrotes en Europa, y que los incrementos que tiene en este momento “terminarán, como sucedió en Texas, Florida y Arizona”. “Fui felicitado por muchos jefes de Estado por lo que hicimos. Estamos llegando al final, la pandemia se está yendo”, dijo.

En tanto, Biden dijo que “no escuchen nada más de lo que digo esta noche, pero escuchen esto. 220 mil personas han muerto. Él dijo que no se responsabilizaba por las muertes. Volvimos a tener más de mil muertes por día, más de 70 mil casos por día”. También delineó los aspectos principales del plan que implementaría: “voy asegurarme de adelantar a todos a que usen mascarillas. Invertir en testeos rápidos, crear estándares nacionales para abrir escuelas y comercios. Voy a encargarme de esto, de asegurarme que tengamos un plan. Él no tiene uno”.

En otro segmento, Biden se mostró a favor de decretar confinamientos basados en tasas de contagio, y criticó a Trump por no alentar las negociaciones en el Congreso para aprobar nuevos paquetes de estímulo.

En contraste, Trump reiteró que “no se puede mantener al país cerrado. La gente está perdiendo su trabajo. Se está suicidando, hay niveles de depresión, abuso de sustancias que son gigantes. La cura no puede ser peor que el problema en sí mismo”.

Foto: @VOANoticias

Migración

Al ser consultado acerca de los más de 500 niños bajo custodia del gobierno estadounidense que cruzan la frontera y que no están siendo reunidos con sus padres, el presidente respondió que “los niños fueron traídos por los coyotes. Hoy tenemos las fronteras más seguras de la historia ellos construyeron jaulas para los niños, nosotros estamos tratando de encontrar a los padres, pero muchos de ellos vinieron con coyotes, los trajeron los carteles de drogas”.

Luego de que Biden respondiera que “los niños vinieron con sus padres”, la moderadora le consultó al candidato cómo podía confiar la gente en su política migratoria cuando durante los años que fue vicepresidente no se logró una reforma migratoria y hubo números récord de deportaciones.

“Nos tomó mucho tiempo hacer las cosas bien. Prometo que en los primeros 100 días de mi administración voy a encontrar un camino a la ciudadanía para 11 millones de indocumentados. Todos los soñadores tendrán certeza de que se podrán quedar se los debemos”, dijo, marcando una diferencia con lo realizado en la gestión de Barack Obama y agregando que “este es el primer presidente en la historia que le pide a quienes buscan asilo que lo esperen en otro país”.

Con información de: Infobae