LLAMAN A IMPLEMENTAR GUÍAS PARA PREVENIR EL COVID-19 EN PACIENTES RENALES

(Foto: Especial)

Ciudad de México; 29 de septiembre de 2020.-

Cerca del 25 por ciento de los pacientes de enfermedades renales que reciben tratamientos de diálisis, podrían infectarse con la enfermedad de COVID-19 y agravar su salud, si no se toman las medidas necesarias para evitar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 entre las unidades de atención que ofrecen sus servicios a pacientes renales, así lo informó Antonio Méndez Durán, nefrólogo clínico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Según el experto, estas personas están demasiado expuestas a infectarse con coronavirus durante sus tratamientos y trasplantes por lo que, a inicios del mes de marzo, se redactó una serie de documentos que funcionarán como guías homologadas, para prevenir infecciones de COVID-19 entre el personal médico y los pacientes que reciben procedimientos para el tratamiento de sus enfermedades renales.

“Creo que (debemos) preocuparnos por la salud del enfermo renal crónico y ahora, de quien recibe una terapia dialítica; todos convergemos, pero hay que hacerlo de manera organizada, donde alineemos estas recomendaciones, no solamente para una institución”, señaló Méndez Durán.

En México, se estima que 13 por ciento de la población, sin saberlo, sufren de alguna enfermedad renal; siendo nuestro país, el número seis a nivel mundial con personas que sufren de este tipo de dolencias y, en la actualidad, se atienden en unidades de hemodiálisis a cerca de 150 mil pacientes, los cuales podrían padecer de hipertensión, esto los coloca en una situación de vulnerabilidad y por eso es tan necesario, acordar un solo procedimiento para prevenir el contagio de coronavirus entre estas personas.

*Con información de: Joaquín Tinoco