EMBLEMÁTICO MERCADO DE LA MERCED CUMPLIÓ 63 AÑOS

Foto Facebook (MXCity)

Este año, la pandemia de Covid-19 llegó cuando los comerciantes apenas se recuperaban del incendio de diciembre de 2019.

Ciudad de México; 26 de septiembre de 2020.-

El Mercado de La Merced cumplió 63 años y es uno de los lugares más emblemáticos de la Ciudad de México.

Fue el 23 de septiembre de 1957 cuando se inauguró la última versión del Mercado de La Merced por el entonces presidente Adolfo Ruíz Cortines. Es uno de los tres grandes mercados de la capital junto con el Mercado de Jamaica y el Mercado de Sonora.

La obra de este sitio de la capital fue diseñada por el arquitecto Enrique del Moral. En ese entonces, el presidente y autoridades de la Ciudad describieron al mercado como un “emblema de modernidad y sanidad” para el entonces llamado Distrito Federal. Además, señalaban que con esto se pretendía dar “orden” y “salubridad” al comercio que comenzaba a extenderse por otras áreas del Centro Histórico, tales como el hoy llamado Anillo de Circunvalación y Mixcalco.

Este año, en medio de una de las mayores crisis económicas de la historia, generada por la pandemia de Covid-19, el Mercado de La Merced cumplió 63 años, bajo la incertidumbre de la reactivación económica de la ciudad y sin poderse recuperar aún del trágico suceso de la navidad del año pasado.

La noche del martes 24 de diciembre del 2019 se originó un incendio que consumió varios locales de la nave mayor, dejando daños materiales y afectando a los locatarios, quienes durante varias semanas tuvieron que cerrar para las investigaciones de las autoridades.

El tiempo pasó y algunos locatarios iniciaron la reactivación de sus lugares de trabajo y otros decidieron ya no hacerlo, pero por la pandemia solo fueron tres meses en los que intentaron recuperarse.

La mayoría de los comerciantes tienen más de 30 años laborando en La Merced.

Pues he tenido bastante, primero fue la quemazón, nos pusieron las tablas entonces a gente no puede atravesar, haga de cuenta que mis clientes se quedan del otro lado y luego la pandemia me afectó porque dejé de vender 60 días y, al dejar de vender, todos mis clientes se fueron. Más que la verdad ya estoy pensando en cerrarlo porque no tiene caso que venga yo si no vendo lo que vendía antes”, indica Irma García, comerciante de la nave mayor de La Merced.

Casos similares se repiten entre los vendedores de este mercado, como doña Berta, quien es originaria de La Marquesa en el Estado de México y durante 43 años se ha trasladado para vender comida a La Merced; sin embargo, por ser de edad vulnerable ante la pandemia de Covid-19, ella mantuvo cerrado su negocio.

Las pérdidas económicas de la mayoría de los comerciantes del Mercado de La Merced cayeron en un 70 por ciento en esta pandemia, algunos de ellos se han resignado a cerrar definitivamente sus negocios al no poder solventarlo más y perder su patrimonio de muchos años, pero otros todavía tienen la esperanza de levantarse y continuar luchando para rescatar su fuente de ingresos.

Con información de Excélsior y El Universal.