TÚNEL NUEVO DE TEQUIXQUIAC, INFRAESTRUCTURA MODERNA QUE DARÁ MANTENIMIENTO AL TÚNEL VIEJO DEL TAJO.

Foto: Yesenia Mendoza

Después de 37 años de operación del viejo túnel, comenzó la construcción del nuevo túnel.

Tequixquiac, Estado de México, 24 de septiembre de 2020.- El crecimiento poblacional de la Ciudad de México (CDMX) y el temor de un colapso del viejo túnel, fueron dos de los motivos que llevaron a las autoridades federal y de la CDMX a ampliar el sistema del desagüe con un segundo túnel a través de la barranca de Ametlac en Tequixquiac.

Por lo que 37 años después de la puesta en operación del viejo túnel, comenzó la construcción del nuevo túnel.

Video: Yesenia Mendoza

“Se dice que es como un túnel de alivio para las labores de mantenimiento del túnel viejo, cuando es preciso hacerle alguna reparación o revisarlo se quita el agua del túnel viejo y se manda a este túnel. (El túnel nuevo) se elaboró posteriormente. La tecnología ya era diferente, fue más rápido y tiene otro tipo de trabajo, si hacemos la comparación con la salida del túnel viejo que es muy sencilla aquí vemos que sí se le puso empeño en darle vista a la salida del túnel”, señaló Gerardo García ex cronista municipal de Tequixquiac.

Video:Yesenia Mendoza

El ex cronista señaló que el nuevo túnel también es un referente de identidad ya que cuando no se desviaba el agua del viejo túnel, por ahí corría el agua del arroyo el saladito que baja del cerro de la ahumada, el cual era aprovechado por la gente para bañarse.

Video: Yesenia Mendoza

De esta forma termina este recorrido por la alegoría de estos dos túneles, pensados como una solución a los problemas de desagüe de la CDMX; que dicho se ha de paso, heredan trofeos de identidad a Tequixquiac, desde el hueso sacro, considerado la primera obra de arte del continente americano, hasta la inserción a la modernidad.

Con información de: Yessenia Mendoza