DESCUBREN CAUSA DE LA MUERTE DE CIENTOS DE ELEFANTES EN BOTSUANA

Foto: Twitter/@AristeguiOnline

Tras meses de pruebas científicas se determinó la causa del fallecimiento de los paquidermos.

Botsuana, 21 de septiembre de 2020.- A mediados de año se registró la muerte de cientos de elefantes en el país, sin saber cuál era la causa, no obstante, este lunes las autoridades de Botsuana han anunciado que unas toxinas, producidas por cianobacterias presentes en el agua, son las responsables de la muerte de más de 300 elefantes encontrados en su territorio en el transcurso de este año.

Tras meses de pruebas científicas encargadas por el Ejecutivo de la nación austral africana, famosa por albergar la mayor colonia de elefantes del mundo, se determinó la causa del fallecimiento de los paquidermos.

Las cianobacterias son un tipo de bacterias que tienen la capacidad de hacer la fotosíntesis. Afloran en el agua y son capaces de producir toxinas que envenenan la fauna terrestre y marina, incluidos trastornos para el ser humano.

Desde mayo se han encontrado los restos de 330 placentarios, recordando que el pasado mes de julio se contabilizaban 281 muertes de estos animales en circunstancias similares, según detalló hoy Cyril Taolo, subdirector del Departamento de Fauna Salvaje y Parques Nacionales de Botsuana, en una rueda de prensa televisada, aunque organizaciones independientes y expertos consideran que la cifra real es superior.

De acuerdo con Taolo, últimamente no se han hallado más elefantes muertos por esta aparente causa, pero las autoridades continuarán observando de cerca la situación durante la próxima temporada de lluvias.

Sin embargo, el veterinario principal del departamento, Mmadi Reuben, señaló que aún resta determinar por qué el microorganismo no ha matado de manera similar a ninguna otra especie en la región.

Mientras tanto, la profesora de la Universidad de Maryland (EE.UU.) y experta en las mencionadas bacterias, Patricia Glibert, advierte que la temperatura promedio del continente africano está aumentando el doble que en el resto del planeta, creando las condiciones propicias para la proliferación de cianobacterias tóxicas.

Con información de: Actualidad/El Universal