DISEÑAN OJO BIÓNICO CONTRA CEGUERA

Foto:@DigitalTrendsEs

Arthur Lowery, expusó que esta nueva tecnología permitirá que el individuo se movilice en ambientes interiores y exteriores, o incluso reconozca la presencia de personas y objetos.

Ciudad de México, 17 de septiembre de 2020.- Con el fin de restablecer la visión a personas con ceguera o con nervios ópticos dañados, un grupo de científicos desarrollaron un ojo biónico inalámbrico.

La investigación fue desarrollada por la Universidad de Monash en Australia, donde diseñaron esta nueva alternativa a base de implantes electrónicos inalámbricos a pequeña escala, los que son colocados en la superficie del cerebro del paciente por medio de microelectrodos, que se insertan en células biológicas individuales, del grosor de un cabello humano.

El estudio publicado en el Journal of Neural Engineering señala que las personas que padecen ceguera en su mayoría presentan nervios ópticos dañados, lo que impide la transmisión de señales visuales desde la retina hasta el lóbulo occipital o también conocido como “centro de la visión” en el cerebro humano.

En el cerebro se encuentra la corteza visual primara, que es con la que funciona el área de procesamiento del sistema visual del ser humano, detallaron los expertos.

Ante esta distrofia, los investigadores australianos eliminaron la disfuncionalidad del nervio óptico por medio de la implantación neural de “mosaicos” o placas de 9 por 9 milímetros que más tarde son enviadas a un procesador de visión.

Durante el procesamiento de visión, un dispositivo parecido a un smartphone se encargará de analizar la información visual para después transmitirla a una red de comunicación inalámbrica hacia los circuitos instalados en cada placa.

Los datos recabados se transformarán en pulsos electrónicos, generadores de estímulos cerebrales que producirán la visión en la persona.

Foto:@actualizate2030

Crea un patrón visual a partir de combinaciones de hasta 172 puntos de luz (fosfenos). Dicho patrón proporciona información para que el individuo se movilice en ambientes interiores y exteriores, o incluso reconozca la presencia de personas y objetos a su alrededor”, aseguró Arthur Lowery, investigador de la Universidad de Monash.

Los especialistas ejecutaron ensayos con ovejas que recibieron estimulaciones a través de siete dispositivos implantados a lo largo de nueve meses. Los resultados que se obtuvieron indicaron que la estimulación a largo plazo funcionaba, además de no generar ningún efecto secundario como problemas de comportamiento o convulsiones.

Concluyeron los investigadores que, ante este panorama prometedor, el ojo biónico será sometido a nuevos tratamientos, ya que en la actualidad se enfrenta a limitaciones terapéuticas, ya que este sistema podría adaptarse a otros padecimientos como combatir la parálisis en las extremidades y otras patologías.

Con información de: El Universal