¿QUÉ FUE DE AL QAEDA, GRUPO RESPONSABLE DE LOS ATAQUES DEL 11-S?

Imagen Pinterest

Estados Unidos; 11 de septiembre de 2020.-

Este viernes se cumplen 19 años de los ataques de 11-S en Estados Unidos, el grupo responsable de los mismos -al Qaeda, que tenía base en Afganistán- se encuentra en un estado de caos.

Su filial en Siria fue silenciada en junio por una fuerza rival; en Yemen cayó derrotada a manos de rebeldes poco después de perder a su líder en un ataque con drones de Estados Unidos y el jefe de la filial en el Norte de África murió en un ataque de Francia en Mali, en junio, y todavía no tiene reemplazo.

Entretanto, el dirigente de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, ha estado ausente, dando pie a la especulación de que pudo haber muerto o estar incapacitado.
Sin embargo, las filiales de al Qaeda en África, en Somalia y Mali continúan siendo una poderosa fuerza.

Actualmente, a nivel ideológico, al Qaeda enfrenta el dilema de modernizarse y demostrar flexibilidad para ganar adeptos entre musulmanes comunes y corrientes, y básicamente sobrevivir; o aferrarse a sus estrictos principios yihadistas y arriesgarse a alienar a los musulmanes.

En Siria, al Qaeda -representado por su filial Hurras al Din- no ha podido hacer avances. Esto se debe en parte a yihadistas rivales, por un lado y, por otro, a la cuidadosa vigilancia de la coalición liderada por Estados Unidos de los efectivos de al Qaeda. Hurras al Din ha estado inactiva durante más de dos meses después de una fuerte reacción de grupos yihadistas más poderosos y la eliminación de algunos de sus altos comandantes en ataques aéreos atribuidos a Estados Unidos.

La filial del grupo en Yemen, al Qaeda en la Península Árabe (AQAP), fue en su momento la sucursal más temida de la organización, pero ha sufrido una serie de golpes este año y, actualmente, es una de las filiales menos activas. AQAP perdió a su líder en un ataque con drones de Estados Unidos a finales de enero.

Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQIM), una de las filiales menos activas de la organización, perdió a su líder argelino durante un ataque francés en Mali, a comienzos de junio. El grupo no ha nombrado a un sucesor.

Al Shabab es la mayor y más poderosa amenaza de al Qaeda en este momento. El grupo controla territorio y ejerce una forma de gobierno a través de la mayoría de las regiones rurales en el centro y sur de Somalia. Además, al Shabab se adjudica ataques diarios y frecuentes operativos de alto perfil dentro de Somalia y, de vez en cuando, en Kenia.

Aprovechando esos y otros ataques, al Qaeda lanzó su campaña global enfocada en Jerusalén, reiterada en 2020, que cita la “liberación de Palestina” como su supuesta meta final y coloca a Estados Unidos como su enemigo número uno.

El líder de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, solo ha aparecido una vez este año, en un video en mayo, poco después de que sus simpatizantes especularan que estaba muerto o había sufrido un derrame cerebral y estaba incapacitado, teoría que ha tomado fuerza porque no ha aparecido nuevamente.

Al Qaeda ha intentado aprovechar la crisis de salud global y las protestas raciales en Estados Unidos para ganar apoyo en su mensaje anti Washington. El grupo se dirigió a públicos occidentales en general y a aquellos en Estados Unidos en particular para señalarles que sus gobiernos habían fallado en darles apoyo durante la pandemia y que el trato “racial” a los afrodescendientes sólo podía revertirse a través de la lucha armada.

Con información de BBC.