NIÑOS MEXICANOS SON LOS SEGUNDOS MÁS SATISFECHOS CON SUS VIDAS: UNICEF

Foto Pxhere

Infantes mexicanos sólo son superados por los holandeses en nivel de satisfacción.

Bruselas, Bélgica; 09 de septiembre de 2020.-

De acuerdo con ranking de la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), los niños mexicanos se encuentran en segundo lugar en el nivel de satisfacción con su vida, sólo por detrás de los infantes holandeses.

El estudio del organismo internacional está compuesto por las 41 economías más ricas del planeta.

En Holanda, 90 por ciento de los niños y adolescentes de 15 años dicen sentirse muy satisfechos con la vida, seguido por México con 86 por ciento, Rumania con 85 por ciento y Finlandia. Los niños turcos, con 53 por ciento, son los menos satisfechos, seguidos por los japoneses y los británicos.

Si bien UNICEF refiere que no hay un solo factor que explique el nivel de satisfacción en un infante, el estudio señala que diferencias culturales pueden influir en la manera como un niño puede describir su vida como satisfactoria, independientemente de su contexto social y económico.

Asimismo, el informe indica que el bullying, el ambiente escolar, el entorno familiar y de amigos influyen directamente en el nivel de satisfacción de los niños.

El estudio fue elaborado por la Oficina de Investigación de UNICEF (Innocenti) y está diseñado para medir el nivel de bienestar general de la infancia.

En el caso de México se evaluaron las políticas y los contextos que influyen en el bienestar de los niños. En este apartado, México se colocó después de Turquía, el peor clasificado, escaño 40. El mejor ubicado es Noruega, seguido por Islandia y Finlandia. Sin embargo, el nivel de felicidad manifestado por los niños mexicanos contrasta con los resultados arrojados en variables como salud mental, física, seguridad, acceso a agua y niveles de pobreza.

La mortalidad infantil en México es cuatro veces mayor que en cada uno de los seis países con las tasas más bajas. La tasa de mortalidad infantil es el indicador más estrechamente asociado con el ingreso nacional y la desigualdad”, refiere el informe.

Además, el 27.6 por ciento de los niños mexicanos vivió en hogares con ingresos inferiores al 60 por ciento de la renta media nacional en 2008, 2014 y 2018.

Los niños de familias más pobres tienden a tener un peor desarrollo cognitivo y socioemocional, así como una peor salud en la edad adulta”, indica el estudio.

El informe sostiene que la implementación de servicios públicos de alta calidad, accesibles y asequibles son fundamentales para elevar el bienestar de los niños y sus familias.

En cuanto a la tasa de suicidio en México, es 7.1 por cada 100 mil adolescentes de entre 15 y 19 años; distante de los peor clasificados, Lituania, 18.1, seguido por Nueva Zelanda y Estonia con aproximadamente 14, pero muy por encima de Grecia y Portugal que registran 1.4 y 2.1, respectivamente.

Con información de El Universal.