CHARLIE PARKER, A 100 AÑOS DEL JAZZISTA MÁS IMPORTANTE DEL SIGLO XX.

Foto Wikipedia

Este sábado se cumplieron 100 años del nacimiento del músico que revolucionó el jazz.

Toluca, Estado de México; 30 de agosto de 2020.- Su nombre completo era Charles Christopher Parker y nació en Kansas, Estados Unidos. Es uno de los profetas del bebop junto a su amigo Dizzy Gillespie, con quien compartiría escena en formato de quinteto en el Carnegie Hall en 1947 y en la Sala Pleyel en 1953. Ambos renovaron al jazz con un estilo único hasta la actualidad: el bebop

“Podías saber el color del pelo de la chica en la que estaba pensando cuando tocaba en plena forma”, dijo de él Charles Mingus, otro de los músicos clave en la historia del jazz. Intérprete de saxo alto con capacidades armónicas inusitadas, compuso piezas imprescindibles en el repertorio jazzístico. El origen de su alias, ‘Bird’, es incierto, pero este concepto daría vida a éxitos como ‘Ornithology’, ‘Yardbird Suite’, ‘Bird Feathers’, ‘Chasin’ The Bird’ o ‘Blue Bird’, entre otros.

Rechazado de los conservatorios de música y con inspiración de saxofonistas consagrados como Lester Young o Buster Smith, de cuya banda formó parte, Parker logró una fusión de la percusión afrocubana con el jazz para llegar al bebop.

De igual forma, demostró su versatilidad al enfrentar otras obras de Cole Porter en formato de big band (‘Easy to love’, ‘Night and day’, ‘What is this thing called love’), y sin olvidar que su célebre estándar ‘Ornithology’ partía de ‘How High the Moon’, puesto en escena por Benny Goodman por primera vez.

Se considera que Charlie Parker cambió las reglas del juego en diferentes interpretaciones para alcanzar piezas sumamente creativas entre 1945 y 1948. De Essential Jazz Classics recopila más de 130 cortes con sus tomas alternativas. De Bird´S Nest ofrece completo el repertorio para el sello de Ross Russell.

Una nueva etapa para la música como representante de un grupo social definido. La audiencia integrada por personas negras ya había pasado de disfrutar su música en lugares clandestinos a locales abiertos donde, incluso, asistía público de piel blanca. Se abría un nuevo estilo de vida en la sociedad americana de posguerra.

Como reconocería Martin Luther King Jr. en la presentación del Festival de Jazz de Berlín, casi diez años tras la muerte de ‘Bird’: “El jazz habla en nombre de la vida. Parker significó un revés en la música, apeló a la imaginación de los oyentes y a sus sentidos.

Fue el modelo para jóvenes saxofonistas que tomaban como punto de partida su fraseo, de distinta duración y acentuación asimétrica, las notas altas y la fuerza creativa. Aunque el bebop no alcanzó la popularidad del swing, y a pesar de que su cenit fue breve en el tiempo, ‘Bird’ fue una estrella ‘bigger than life’ (“más grande que la vida”).

Con información de Heraldo España.

Foto EFE.