NIÑOS TIENEN UN PAPEL MUY IMPORTANTE EN LA PROPAGACIÓN DEL COVID-19: HARVARD

Foto Pixabay

Un estudio de la Universidad de Harvard concluyó que los niños pueden tener más altos niveles del virus que los adultos.

Estados Unidos; 25 de agosto de 2020.-

De acuerdo con los hallazgos del Massachusetts General Hospital (MGH) afiliado a Harvard y al Mass General Hospital for Children (MGHfC), los niños infectados tenían un nivel significativamente más alto del virus en sus vías respiratorias que los adultos hospitalizados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). En el estudio de 192 niños y jóvenes de 0 a 22 años, 49 sujetos dieron positivo al SARS-CoV-2 y otros 18 desarrollaron una enfermedad de aparición tardía relacionada con la Covid-19.

Se trata del estudio más completo de pacientes pediátricos con Covid-19 hasta la fecha; los investigadores proporcionaron datos críticos que muestran que los niños juegan un papel más importante en la propagación comunitaria del coronavirus de lo que se pensaba anteriormente. La investigación fue publicada en The Journal of Pediatrics.

Me sorprendieron los altos niveles del virus que encontramos en niños de todas las edades, especialmente en los primeros dos días de la infección”, señala Lael Yonker, director del Centro de Fibrosis Quística del MGH y autor principal del estudio.

No esperaba que la carga viral fuera tan alta. Pensemos en un hospital y en todas las precauciones que se toman para tratar a los adultos gravemente enfermos, pero la carga viral de estos pacientes hospitalizados es significativamente menor que la de un ‘niño sano’ que camina con una carga viral alta de SARS-CoV-2″, añadió.

Los investigadores refieren que, incluso cuando los niños presentan síntomas típicos de Covid-19, como fiebre, secreción nasal y tos, a menudo se superponen con enfermedades infantiles comunes, como la influenza y el resfriado común. Situación que confunde un diagnóstico preciso de Covid-19.

Los investigadores examinaron la expresión del receptor viral y la respuesta de anticuerpos en niños sanos, niños con infección aguda por SARS-CoV-2 y un número menor de niños con síndrome multisistémico inflamatorio pediátrico (MIS-C).

Estos hallazgos obtenidos a través de estudios clínicos tendrán repercusión en las decisiones que tomen las autoridades educativas respecto del regreso de los estudiantes a las escuelas y otros lugares con una alta densidad de niños y una interacción cercana con los maestros y miembros del personal.

Los niños no son inmunes a esta infección y sus síntomas no se correlacionan con la exposición y la infección”, dice Alessio Fasano, director del Centro de Investigación de Inmunología y Biología de las Mucosas del MGH y coautor del estudio.

Durante esta pandemia hemos examinado principalmente a sujetos sintomáticos, por lo que hemos llegado a la conclusión errónea de que la gran mayoría de las personas infectadas son adultos. Sin embargo, nuestros resultados muestran que los niños no están protegidos contra este virus. No debemos descartar a los niños como posibles transmisores de este virus”, explicó el investigador.

En conclusión, aunque los niños con Covid-19 no tienen tanta probabilidad de enfermarse tan gravemente como los adultos, como portadores asintomáticos o portadores con pocos síntomas que asisten a la escuela, pueden propagar la infección y llevar el virus a sus hogares.

Con información de La Nación.