A FALTA DE LUZ O TELEVISIÓN, NIÑOS NO PUEDEN INICIAR CLASES EN GUERRERO

Foto: Twitter/@cursorenla

Cien maestros de preescolar, primaria y educación especial, que tienen más de dos años de prestar sus servicios, siguen sin ser contratados.

Chilpancingo, Guerrero, 25 de agosto de 2020.- La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg), denunció, que niños de las escuelas ubicadas en la zona de la Sierra, la Montaña Alta y Baja, de la Costa Chica, y de la zona centro, no pudieron iniciar clases como parte del programa Aprendiendo en Casa II, debido a que en muchos lugares no hay luz, Internet o no tienen dinero para pagar telecable.

José Manuel Venancio Santiago, entrevistado en esta capital durante un mitin de protesta afuera del palacio de gobierno en Chilpancingo, explicó la difícil situación a la que se enfrentan los niños.

Por ejemplo en la región Sierra hay 4 zonas escolares de la 014 a la 017, y cada zona tiene hasta 15 escuelas, en donde los niños no tuvieron clases; lo mismo en 4 zonas escolares de la Montaña Baja, y otras de la Costa Chica”, expresó.

Insistió que en la zona de la Sierra “hay pueblos en donde no siquiera tienen luz; y el que tiene dinero puede pagar el servicio de SKY para ver los canales de la televisión privada, pero el que no tiene, pues no puede hacer nada. ¿Cómo queda el niño?, ¿cómo puede un niño a aprender a leer por televisión?”.

No rechazamos la propuesta de la SEP, pero ese proyecto no es viable, no se puede diseñar, discutir y conocer un proyecto desde el escritorio”, explicó.

Por su parte, Venancio Santiago, denunció que el Secretario de Educación en Guerrero (SEG), Arturo Salgado Uriostegui, se niega a recontratar a 100 maestros de preescolar, primaria y educación especial, que tienen más de dos años de prestar sus servicios.

En esta misma situación, se encuentran varios trabajadores de intendencia, a los que solamente les pagaron hasta la primera quincena de julio.

Anunció que, se instalarán en plantón indefinido afuera del palacio de gobierno, hasta que el gobierno los contrate, porque la fuente de trabajo existe “hasta hacen falta”, concluyó.

Con información de: La Jornada