PRUEBAS DE COVID-19 EN EL PAÍS, A LA BAJA

Foto Twitter (@SSaludCdMx)

Los test sólo se han realizado a quienes presentan signos graves del virus.

Ciudad de México; 24 de agosto de 2020.-

De acuerdo con expertos de salud, el descenso que reporta la Secretaría de Salud en la cifra de contagios en el país tiene relación con que las pruebas se hacen sólo a quien presenta signos graves del virus.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, ha indicado que en medida de que hay menos personas con síntomas de coronavirus, menos hospitalizados y muertes, habrá menos pruebas PCR para detectar el SARS-CoV-2, pues menos personas tendrán necesidad de aplicársela.

Al respecto, especialistas consultados por el periódico El Universal indican que la disminución en el número de casos positivos de Covid-19 en el país se puede deber a la baja aplicación de pruebas diagnósticas, pues sólo se hacen en casos con síntomas graves.

Mike Ryan, director del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OMS, alertó que la magnitud de la crisis por Covid-19 en México está subestimada.

Los test son limitados, con tres por cada 100 mil personas por día, que se pueden comparar con más de 150 por cada 100 mil personas en Estados Unidos”, indicó el funcionario de la OMS.

De acuerdo con información de la Universidad de Oxford, hasta el 21 de julio, México realizaba 0.10 pruebas por cada mil personas; para el 16 de agosto, la cifra se redujo a 0.07 test diarios por cada mil habitantes.

En ese sentido, Rodolfo de la Torre, director de Desarrollo Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, coincidió en que la estrategia de la Secretaría de Salud restringió las pruebas a casos graves de coronavirus, lo que, afirmó, no permite saber si en realidad es menor el número de contagios diarios.

La OMS ha establecido elementos fundamentales para combatir la pandemia, uno de ellos es el número de pruebas que se realizan, estas no tienen que ser para la totalidad de la población, pero no deben restringirse a los casos graves, sino que juegan un papel preventivo si se aplican de forma selectiva pero amplia a la población y eso no está ocurriendo en México”, dijo.

Entretanto, Alejandro Macías, infectólogo integrante de la comisión de la UNAM para la atención del coronavirus y excomisionado para la atención de la influenza en 2009, comentó que hacer más pruebas para detectar el coronavirus sería benéfico para saber el rumbo de la epidemia en México.

Puede ser paradójico que hacer más pruebas repercuta en menos casos, porque pareciera que entre más pruebas, más casos vas a detectar y eso puede ser cierto en algunas circunstancias, pero mientras más pruebas hagas, vas a tener más posibilidad de encontrar a los enfermos y poder aislarlos en un plazo inmediato, lo que va a repercutir en que haya menos contagios comunitarios y va a reducirse la tasa”, indicó el especialista.

De acuerdo con el comisionado de la UNAM, lo ideal sería que se tuviera la capacidad de hacer pruebas a todos los contactos de las personas que resultan positivas.

Con información de El Universal.