DISMINUCIÓN DE LA POSITIVIDAD DE COVID-19 SE DEBE A QUE LA EPIDEMIA ESTÁ EN FASE DE REDUCCIÓN: SSA

Foto: @PoligrafoMx

López-Gatell recordó que México se adoptó la postura de solo aplicar a las pruebas personas que presenten síntomas.

Ciudad de México, 24 de agosto de 2020. – El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló las razones por las que se ha visto disminuida la aplicación de pruebas para Covid-19 en el país, al asegurar que se debe a que la epidemia está en una fase de reducción.

A lo largo de las semanas en que va disminuyendo la epidemia, disminuye la proporción de muestras que resultan positivas. Es decir, aunque se toman más muestras, resulta que un porcentaje menor es positivo. La disminución de la positividad es un efecto de que la frecuencia con la que las personas se infectan con el virus SARS-CoV-2 va disminuyendo, porque la epidemia está ya en una fase de reducción”, señaló López-Gatell en la conferencia vespertina.

Aunque admitió que México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que menor cantidad de pruebas realiza por cada millón de habitantes para detectar casos de Covid-19, e insistió que el uso de pruebas no frena por sí mismo el número de contagios, poniendo como ejemplo a Estados Unidos.

Asimismo, el funcionario señaló que México se adoptó la postura de solo aplicar a las pruebas personas que presenten síntomas, por lo que, al haber menos personas con malestares, quiere decir que hay menor cantidad de contagios.

El lineamiento de vigilancia epidemiológica no ha cambiado con respecto a la indicación de hacer pruebas y la cantidad de pruebas que se hace depende de cuántas personas con síntomas son detectadas como casos sospechosos y por supuesto, si éstas han bajado, en medida que bajó el número de contagios sospechosos habrá realmente, muy pocas pruebas”, recordó.

Por lo que dijo, lo ideal sería que una persona presente síntomas y acuda a un hospital público, el médico ordene la realización de la prueba de detección; sin embargo, dijo, lo ideal es tomar la muestra entre los días 4 y 6 después de los primeros síntomas.

También resaltó que, una persona con mayor cantidad del virus SARS-CoV-2 en las vías respiratorias, tiene mayor potencial de contagio, y a la inversa.

López-Gatell mencionó que puede haber personas con virus en la garganta y no presentar síntomas, además de que “existe una proporción importante de personas en la población que podrían tener el virus, pero no tener síntomas y se consideran porque están caminando en el espacio público sin darse cuenta que están infectadas”.

Con información de: Noticieros Televisa