SAUCERFUL OF SECRETS, DE PINK FLOYD: UN ÁLBUM QUE MARCA EL FIN DE UNA HISTORIA.

Portada del álbum “The Piper At The Gates Of Dawn”, (Foto: topvinyl001)

La banda de rock británica Pink Floyd, es indudablemente, una de las más influyentes y aclamadas en la historia de la música, siendo incluso un ícono cultural del Siglo XX. Obteniendo gran popularidad gracias a su música psicodélica, que evolucionó hacia el rock progresivo y rock sinfónico con el paso del tiempo. La agrupación fue fundada en Londres en 1965, y ha logrado que sus ventas sobrepasen los 300 millones de álbumes vendidos en todo el mundo.

A Saucerful of Secrets, el segundo álbum de estudio de Pink Floyd, se le considera uno de los primeros discos de rock progresivo, no sin quedar libre de la polémica. Durante la grabación, la salud del cantante y guitarrista Syd Barrett se deterioró, por lo que David Gilmour fue contratado para complementarlo; al no poder continuar, Barrett se fue antes de la finalización del álbum, un 6 de abril de 1968, por lo que también se le considera un disco de transición para la agrupación. Este, sería el único material de Pink Floyd en el que participan los cinco integrantes.

Roger Waters, Nick Mason, David Gilmour y Richard Wright, en 1971. (Foto: Capitol Records).

El disco está compuesto en gran parte por temas sobrantes del primer álbum, complementados con otras rarezas. Entre estos destacan “Let There Be More Light”, título inicial en el que podemos ver el primer solo de Gilmour, y parte del estilo que posteriormente se desarrollaría y puliría dentro de la banda en los siguientes álbumes.

Este, también viene adelantado en “A Saucerful Of Secrets”, único tema producido por la banda, y en el que predominan ampliamente los teclados de Richard Wright y los efectos de sonido, así como el desarrollo de temas largos y elaborados, además de una gran parte instrumental.

Portada del álbum “A Saucerful of Secrets” (Foto: Pink Floyd (1968) Ltd.)

El segundo tema del álbum, “Remember a Day”, compuesto y cantado por el tecladista Rick Wright, había sido grabado para “The Piper At The Gates Of Dawn”, pero quedó pospuesto al considerarse que su estilo no coincidía con el resto de los temas. “Set The Controls For The Heart Of The Sun” (el tercero), es uno de los más oscuros y pertenece al subgénero llamado rock espacial. Por su parte “Corporal Clegg”, sería duramente criticado por un estilo similar al del estadounidense Jimi Hendrix.

“Jugband Blues” sería la única canción de Barrett en la que habla, entre otras cosas, de sus días contados en la banda y de su deterioro mental. Esta canción se aleja del estilo tradicional de sus composiciones, dejando ver el trago amargo de su partida. En este sentido, también se encontraba otra canción de Barrett: “Vegetable Man”, sin embargo, sería descartada por su crudeza, al poder interpretarse como una especie de descripción del estado mental de Syd.

Syd Barrett (Foto: Iburiedpaul)

A Saucerful of Secrets alcanzó el número nueve en las listas de éxitos del Reino Unido, pero no llegó a las listas de Estados Unidos hasta abril de 2019, alcanzando el número 158. El álbum recibió críticas en su mayoría positivas.

*Con información de: Clarín.com | Pinkfloyd.co.uk | Sputnikmusic.co

Esta tarde en Hemisferio Rock de Mexiquense Radio Valle de Bravo, Israel Sánchez recordará este mítico disco “A Saucerful of Secrets”. No te lo pierdas, 18:00 horas, por el 104.5 FM.

Nick Mason, Roger Waters, Syd Barrett y Richard Wright (Foto: Iburiedpaul)