HALLAN CACHORRO DE LA EDAD DE HIELO CON RESTOS DE UN RINOCERONTE EN EL ESTÓMAGO

Foto Twitter (@CpgSthlm)

El cuerpo del animal se encuentra en excelente estado de conservación a pesar de llevar 14 mil años muerto.

Rusia; 20 de agosto de 2020.-

Un grupo de científicos rusos descubrieron el cadáver de un cachorro de lo que parece ser un perro o un lobo que murió hace 14 mil años y se encuentra en perfecto estado de conservación. Sin embargo, se trata de un doble descubrimiento, pues en el estómago del animal había restos de lo que podría ser uno de los últimos rinocerontes lanudos antes de su extinción.

Las primeras investigaciones en el cuerpo del cachorro indicaban que en su estómago había restos de un león cavernario; empero, una nueva investigación realizada por expertos en el Museo de Historia Natural de Estocolmo apunta a que pertenecen al extinto rinoceronte lanudo.

Tenemos una base de datos de referencia y ADN mitocondrial de todos los mamíferos, por lo que comparamos los datos de la secuencia con eso y los resultados que obtuvimos; era una combinación casi perfecta para el rinoceronte lanudo”, explicó Love Dalen, profesor de Genética Evolutiva en el Centro de Paleogenética.

Foto Centro de Paleogenética

Debido a que no existen más casos en los que se hayan encontrado restos de otro animal dentro de especímenes pertenecientes a la Edad de Hielo, el caso de este cachorro es particular, también porque los científicos aún no tienen certeza de cómo llegó el trozo de rinoceronte al estómago del animal.

Este cachorro, ya lo sabemos, data de hace aproximadamente 14 mil años. También sabemos que el rinoceronte lanudo se extinguió hace 14 mil años. Así que, potencialmente, este cachorro se ha comido uno de los últimos rinocerontes lanudos que quedaban”, dijo el científico.

Según Edana Lord del Centro de Paleogenética y coautora de un artículo que estudia la desaparición del rinoceronte lanudo, los rinocerontes lanudos pudieron tener el tamaño de un rinoceronte blanco, por lo que es casi imposible que el cachorro matara al enorme animal para comerlo.

Además, otro aspecto que inquieta a los investigadores es el hecho de que el cachorro muriera poco después de comerse al rinoceronte.

Este cachorro debe haber muerto poco después de comerse el rinoceronte, porque no lo digirió mucho. No sabemos si era un lobo, pero si era un cachorro de lobo, tal vez se encontró con un bebé rinoceronte que estaba muerto, o el lobo (adulto) se comió al bebé rinoceronte. Tal vez mientras lo comían, la madre rinoceronte se vengó”, concluyó Dalen.

Con información de Milenio.